Francisco: «Que la Madre de Dios nos ayude a caminar con prontitud hacia la Navidad»

El Pontífice reflexionó que «levantarse y caminar con prontitud: son los 2 movimientos que María hizo y que nos invita también a nosotros a hacer en vista a la Navidad», en la Plaza de San Pedro, frente a los fieles reunidos para el rezo del Ángelus.

Francisco: «Que la Madre de Dios
Foto: Santa Sede.

Francisco pidió «que la Madre de Dios nos ayude a caminar con prontitud hacia la Navidad», el 19 de diciembre, en el cuarto domingo de Adviento en la Plaza de San Pedro, frente a los fieles reunidos para el rezo del Ángelus. Al comentar el Evangelio de san Lucas que narra la visita de María a Isabel, precisó que tras recibir el anuncio del ángel la Virgen no se quedó en su casa, «pensando en lo sucedido y considerando los problemas y los imprevistos», sino que lo primero que hizo fue «pensar en quien lo necesita».

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Levantarse y caminar con prontitud: son los 2 movimientos que María hizo y que nos invita también a nosotros a hacer en vista a la Navidad», indicó, al reiterar que ella «no piensa a quién pedir ayuda, sino a quién ayudar». «Aprendamos de la Virgen esta forma de reaccionar: levantarse, sobre todo cuando las dificultades amenazan con aplastarnos. Levantarnos, para no empantanarnos en los problemas, hundiéndonos en la autocompasión y en una tristeza paralizante», imploró el Pontífice. Explicó que la Virgen María se puso en camino «con generosidad, sin dejarse intimidar por los inconvenientes del viaje, respondiendo a un impulso interior que la llama a hacerse cercana y a ayudar».

Enfatizó que la Virgen María compartió a Isabel «la alegría de Jesús, la alegría que llevaba en el corazón y en el vientre». «Va donde ella y proclama sus sentimientos, y esta proclamación de sentimientos después fue una oración, el Magníficat, que todos conocemos. No nos olvidemos de que el primer acto de caridad que podemos hacer al prójimo es ofrecerle un rostro sereno y sonriente y llevar la alegría de Jesús, como hizo María con Isabel. Que la Madre de Dios nos tome de la mano, nos ayude a levantarnos y caminar con prontitud hacia la Navidad», imploró el Papa Francisco.

Puede interesarle: Francisco: «Que la Virgen María y san José nos guíen en el camino de la santidad»

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre