Francisco inaugura Encuentro Mundial de las Familias 2022

El Papa, al participar en el ‘Festival de las familias’ con el que inicia el Encuentro Mundial de las Familias, escuchó algunos testimonios y después dirigió un discurso en el que exhortó a las familias a dejarse transformar por el Señor, a «vivir con la mirada puesta en el Cielo».

Francisco inaugura el Encuentro Mundial de las Familias (EMF) 2022 en el Vaticano, que se realiza del miércoles 22 al domingo 26 de junio con el tema ‘El amor familiar: vocación y camino de santidad’. El Papa, al participar en el ‘Festival de las familias’ con el que inicia el EMF, escuchó algunos testimonios y después dirigió un discurso en el que recordó también «los impactantes acontecimientos que, en los últimos tiempos, marcaron nuestras vidas; primero la pandemia y, ahora, la guerra en Europa, que se añade a otras guerras que afligen a la familia humana».

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El Pontífice invitó a dar 5 pasos hacia la santidad, tras exhortar a las familias a dejarse transformar por el Señor, a «vivir con la mirada puesta en el Cielo» al afrontar los trabajos y las alegrías de la vida «mirando siempre hacia arriba desde el techo», como decían a sus hijos los beatos María y Luigi Beltrame Quattrocchi. El Pontífice se dirigió a las familias en el Aula Pablo VI, entre ellas una de la atormentada Ucrania, y a las dispersas en todas las regiones del planeta. «La palabra de aliento es sobre todo esta: partir de su situación real y desde allí intentar caminar juntos, juntos como esposos, juntos en su familia, juntos con las demás familias, juntos con la Iglesia», aseguró.

Recordó «la parábola del buen samaritano» para destacar que quisiera que la Iglesia fuera como «un buen samaritano que se acerca y ayuda a proseguir su camino y a dar ‘un paso más’, aunque sea pequeño». El Papa Francisco, que inaugura Encuentro Mundial de las Familias 2022, solicitó dar «un paso más» hacia el matrimonio. «Cuando un hombre y una mujer se enamoran, Dios les ofrece un regalo: el matrimonio. Es un don maravilloso, que tiene en sí mismo el poder del amor divino: fuerte, duradero, fiel, capaz de recuperarse después de cada fracaso o fragilidad», reflexionó. «Uno se casa porque quiere fundar el matrimonio en el amor de Cristo, que es sólido como una roca», afirmó.

«Ánimo, pues, ¡la vida familiar no es una misión imposible! Con la gracia del Sacramento, Dios la convierte en un viaje maravilloso para emprender con Él, nunca solos», sostuvo el Pontífice, quien también exhortó a dar «un paso más» para abrazar la cruz que «forma parte de la vida de cada persona y de cada familia». Invitó también a dar «un paso más» hacia el perdón, al reiterar que este «cura todas las heridas, es un don que brota de la gracia con la que Cristo colma a la pareja y a toda la familia cuando lo dejamos actuar, cuando recurrimos a Él». Por último, animó a dar «un paso más» hacia la acogida y hacia la fraternidad.

Puede interesarle: Obispos de España animan a potenciar «el genuino valor del matrimonio»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre