Francisco: «Es doloroso recordar que, en este momento, hay muchos cristianos que sufren persecución»

El Pontífice sostuvo que "debemos esperar y rezar para que lo antes posible su tribulación se detenga", durante la audiencia general del miércoles 29 de abril. "Expresemos a estos hermanos nuestra cercanía: somos un solo cuerpo, y estos cristianos son los miembros sangrantes del cuerpo de Cristo que es la Iglesia", destacó.

Francisco cristianos persecución

Francisco afirmó que «es doloroso recordar que, en este momento, hay muchos cristianos que sufren persecución en varias partes del mundo, y debemos esperar y rezar para que lo antes posible su tribulación se detenga», al reflexionar sobre ‘Bienaventurados los perseguidos a causa de la justicia, porque de ellos será el Reino de los Cielos’, durante la audiencia general, que fue transmitida en directo desde la Biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano por el canal de YouTube de ‘Vatican News’, el miércoles 29 de abril.

El obispo de Roma aseveró que «el mundo con sus ídolos y con sus estructuras de pecado no puede permitir un estilo de vida según el Espíritu de la verdad, por lo que rechaza la enseñanza del Evangelio, tachándola como un problema que se debe desechar y arrinconar».  Denunció que el testimonio cristiano es incomodo para el mundo. «Basta ver las persecuciones del siglo pasado de las dictaduras europeas: como se llega al ensañamiento contra los cristianos, contra el testimonio cristiano y contra la heroicidad de los cristianos«, aseveró el Papa Francisco, al precisar que hoy hay más mártires que en los primeros siglos, tras referirse a los cristianos que padecen persecución por su fe.

«Son muchos: los mártires de hoy, hay más mártires que en los primeros siglos. Expresemos a estos hermanos nuestra cercanía: somos un solo cuerpo, y estos cristianos son los miembros sangrantes del cuerpo de Cristo que es la Iglesia», destacó el Pontífice. Por otro lado, consideró que no siempre el desprecio de los hombres es sinónimo de persecución y advirtió contra la «pérdida del sabor» de Cristo. «En las persecuciones siempre está la presencia de Jesús que nos acompaña, la presencia de Jesús que nos consuela y la fuerza del Espíritu que nos ayuda a ir adelante. No nos desanimemos cuando una vida coherente con el Evangelio atrae las persecuciones de la gente: está ahí el Espíritu que nos sostiene«, afirmó.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre