Francisco acepta renuncia por edad de arzobispo de Bielorrusia

Misa solemne con obispos, sacerdotes y fieles para despedir al Metropolitano de Minsk-Mogilevsk tras su dimisión al cumplir los 75 años. A su sucesor, Kazimierz Welikosielec, le dijo: «No tengas miedo de anunciar la Palabra con fuerza a los que tienen poder.... ¡sólo la verdad nos hará libres!».

Francisco acepta renuncia por edad

Ayer domingo 24 de enero, en Minsk, tuvo lugar una fiesta de despedida del Arzobispo Metropolitano Tadeusz Kondrusiewicz. El pasado 3 de enero, día del cumpleaños 75 de Kondrusiewicz, Francisco acepta su renuncia por motivos de edad según el canon 401§1 del Código de Derecho Canónico que establece que «al Obispo diocesano que haya cumplido setenta y cinco años de edad se le ruega que presente la renuncia de su oficio al Sumo Pontífice, el cual proveerá teniendo en cuenta todas las circunstancias».

El Arzobispo Metropolitano celebró junto con el administrador, Kazimierz Welikosielec, que asumió temporalmente sus funciones al frente de la arquidiócesis de Minsk-Mogilevsk. El arzobispo había regresado en Navidad del exilio impuesto por las autoridades. En su discurso agradeció a los fieles por la solidaridad expresada durante los difíciles cuatro meses en los que permaneció lejos de su patria y de su rebaño, y no pudo contener las lágrimas de emoción.

Kondrusiewicz aseguró que seguirá desempeñando su ministerio en Bielorrusia, junto con los demás obispos, y para celebrar la Santa Misa con el pueblo, aunque no tenga más otras funciones oficiales que las de sacerdote y obispo. Su discurso fue continuamente interrumpido por estruendosos aplausos, y muchos de los fieles unieron sus lágrimas a las del arzobispo.

El arzobispo se dirigió a su amigo y ‘sucesor’, monseñor Welikosielec, el arzobispo con estas palabras: «Querido hermano, no tengas miedo de remar mar adentro ante los desafíos que esperan a nuestra Iglesia, los desafíos que esperan a nuestra Patria. No hay que tener miedo de profundizar en los problemas a los que nos enfrentamos, como sociedad y como personas. No tengas miedo de anunciar la Palabra con fuerza a los que tienen poder y a los que no lo tienen, a los muy instruidos y a los muy sencillos, a los ancianos y a los jóvenes, a los sanos y a los enfermos, a los que están libres y a los que no porque están en la cárcel. La gente quiere escuchar esta palabra viva de Dios que trae la verdad, ¡porque sólo la verdad nos hará libres!»

El rito reunió a una gran multitud de fieles en la Catedral del Santísimo Nombre de María, en Minsk. Numerosos obispos y sacerdotes participaron en la celebración, que fue transmitida en directo por la página web diocesana catholic.by y seguida por muchas personas. Al final de la Misa, Kondrusiewicz se despidió del pueblo con la pregunta: «¿Adónde vas, Bielorrusia?».

FRANCISCO ACEPTA RENUNCIA POR EDAD DE ARZOBISPO DE BIELORRUSIA.

Puede interesarle: Obispos de Europa reclaman al gobierno de Bielorrusia que arzobispo pueda entrar en su país.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre