Franciscanos vuelven a celebrar Misa en el lugar del Bautismo de Jesús tras 54 años

Una delegación de 50 fieles, diplomáticos y sacerdotes —por las restricciones por la pandemia de COVID-19— asistieron a la Eucaristía celebrada en la capilla de San Juan el Bautista en Qasr Al-Yahud, a orillas del río Jordán, en Cisjordania. El Custodio de Tierra Santa, Francesco Patton, presidió la Misa, acompañado por el Nuncio en Jerusalén, Leopoldo Girelli. Patton indicó que la última Misa ofrecida en el santuario fue el 7 de enero de 1967.

Los franciscanos de la Custodia de Tierra Santa vuelven a celebrar Misa en el lugar del Bautismo de Jesús, en las orillas del río Jordán, el domingo 10 de enero, tras 54 años. Una delegación de 50 fieles, diplomáticos y sacerdotes —por las restricciones por la pandemia de COVID-19— asistieron a la Eucaristía por la Fiesta del Bautismo del Señor celebrada en la capilla de San Juan el Bautista en Qasr Al-Yahud, a orillas del río Jordán, en Cisjordania.

El Custodio de Tierra Santa, Francesco Patton, presidió la Misa, acompañado por el nuncio en Jerusalén, Leopoldo Girelli, entre otros sacerdotes. «Para nosotros hoy es la Fiesta del Bautismo de Jesús. Conmemoramos cuando Juan el Bautista bautizó a Jesús en el río Jordán. Hoy es una fiesta especial, porque después de 54 años y 3 días, tuvimos la oportunidad de celebrar por primera vez nuestra liturgia, la Santa Misa, al interior de nuestro lugar —la capilla— y esto para nosotros es un día muy importante», precisó Patton a ‘The Times of Israel’. El Custodio indicó en su homilía que la última Misa ofrecida en el santuario fue el 7 de enero de 1967. «Eran un sacerdote inglés, don Robert Carson, y un sacerdote nigeriano, don Silao Umah», explicó. Los sacerdotes firmaron su nombre en un registro de santuarios que fue recuperado en 2018.

“Hoy, 54 años y 3 días después, podríamos decir que al inicio del año 55 desde que se cerró este registro, al final de esta celebración de la Eucaristía, estaremos reabriendo este mismo registro, daremos la vuelta a la página y en una nueva página podremos escribir la fecha de hoy, 10 de enero de 2021, y firmar con nuestros nombres, para dar testimonio de que este lugar, que se había transformado en campo de batalla, campo minado, vuelve a ser campo de paz, un campo de oración», afirmó. Después de la Misa hubo una simbólica procesión, desde al altar hasta la orilla del Jordán, y ahí en el río simbólico los franciscanos leyeron un pasaje del libro de los Reyes. El Custodio sumergió sus pies en el Jordán como Jesús 20 siglos atrás. «Estamos encantados, en este día tan especial, de que la Custodia de Tierra Santa, con la ayuda de Dios, después de más de medio siglo, haya podido regresar a la iglesia latina de San Juan Bautista. Que sea un lugar donde todos los que entren encuentren la gracia de Dios», exhortó Mario Hadchity, párroco de la iglesia de Jericó, al dar la bienvenida a los franciscanos tras 5 décadas de ausencia, indicó el sitio de la Custodia.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre