Francia rinde homenaje al padre Jacques Hamel, degollado por islamistas en una Misa hace 4 años

Francia rindió homenaje al anciano sacerdote Jacques Hamel, en el 4 aniversario del asesinato perpetrado por yihadistas, el 26 de julio. El arzobispo de Rouen, Dominique Lebrun, presidió una Misa en memoria del presbítero, de 85 años, en la misma iglesia donde en 2016 fue masacrado por yihadistas que ingresaron al templo, al grito de "Alá es grande".

Jacques Hamel

Francia rindió homenaje al anciano sacerdote Jacques Hamel, en el 4 aniversario del asesinato perpetrado por yihadistas, mientras celebraba una Misa, el 26 de julio. El sacerdote, de 85 años, fue degollado salvajemente en el altar de la iglesia de Saint Etienne de Rouvray, en el norte del país, en 2016, frente a los fieles, mientras todo era grabado por los islamistas. Actualmente, Hamel se encuentra en proceso de beatificación.

El arzobispo de Rouen, Dominique Lebrun, presidió una Misa en memoria del anciano presbítero, en la misma iglesia donde hace 4 años fue masacrado por yihadistas que ingresaron al templo, al grito de «Alá es grande». «Por cuarto año, estamos reunidos en esta iglesia tan pequeña de Saint Etienne de Rouvray, con ustedes sacerdotes, religiosas, parroquianos, con ustedes, la querida familia del padre Jacques Hamel, con ustedes testigos de este dramático gesto cometido aquí», indicó el prelado. Estuvieron presentes Eric de Moulins Beaufort, arzobispo de Reims y presidente de la Conferencia Episcopal Francesa, el ministro del Interior, Gérald Darmanin, parlamentarios, autoridades civiles y militares.

Posteriormente, hubo un homenaje frente a la placa en memoria de Jacques Hamel. Darmanin destacó la reconciliación y el perdón de la comunidad católica frente a este hecho. «No cedieron a la tentación ni de la rendición ni de la cólera, al deseo de revancha o de venganza. Optaron por la unión y por la paz», indicó. «El asesinato del padre Hamel no solo golpeó a los cristianos, sino a toda Francia en su corazón y en su espíritu. No olvidamos que fue asesinado por la barbarie islamista», aseveró. Hace 4 años, el padre Hamel intentó detener a los extremistas islámicos que estaban armados con cuchillos, pero lo apuñalaron y degollaron junto al altar de la iglesia donde celebraba una Misa. «¡Apártate, Satanás!», gritó el anciano presbítero, al verse herido mortalmente.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre