El cardenal Becciu declaró durante 8 horas ante el fiscal del Vaticano

El cardenal Angelo Becciu dio sus declaraciones ante el fiscal del Vaticano, Alessandro Diddi, en el juicio que se le sigue por presuntos delitos financieros. Becciu precisó que no tiene culpa en la renuncia forzada de un auditor del Vaticano, dado que se produjo a pedido del Papa Francisco.

El cardenal Becciu declaró durante
Foto archivo: Vatican News.

El cardenal Angelo Becciu declaró durante 8 horas ante el fiscal del Vaticano, Alessandro Diddi, el miércoles 18 de mayo, en el juicio que se le sigue por presuntos delitos financieros, donde precisó que no tiene culpa en la renuncia forzada de un auditor del Vaticano, dado que se produjo a pedido del Papa Francisco. El despido repentino del primer auditor general del Vaticano, Libero Milone, ocurrió en 2017 y se canceló una auditoría interna. Se dijo que el responsable era el cardenal Becciu, quien en ese entonces era sustituto de la Secretaría de Estado, lo cual negó el purpurado, a quien el Pontífice le aceptó su renuncia como prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y a los derechos derivados del cardenalato.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Becciu, de 73 años, negó la acusación y sostuvo que en junio de 2017 el Papa Francisco lo llamó a una reunión en su residencia en la Casa Santa Marta, donde precisó que ya no confiaba en Milone, y por lo tanto quería que Becciu llamará al auditor y le indicara que debía renunciar. Según aseguró el purpurado, el Pontífice también lamentó haber tenido que encomendarle «estas tareas ingratas». En una audiencia previa, el 5 de mayo pasado, había negado a responder a la pregunta de un fiscal sobre su participación en el despido de Milone, tras enfatizar que «por amor al Santo Padre» no podía contestar. En el interrogatorio del miércoles 18, el cardenal Becciu, que declaró durante 8 horas, explicó que desde entonces había recibido el permiso de Francisco para hablar libremente. El purpurado aseguró que la motivación para expulsar a Milone fue la misma que mencionó el Vaticano en el comunicado de prensa del 24 de septiembre de 2017.

El texto indicaba que Milone había «comisionado ilegalmente a una firma externa para realizar actividades de investigación sobre la vida privada de representantes de la Santa Sede». Milone afirmó que fue acusado falsamente con alegatos «montaje» y que el Papa Francisco fue «bloqueado por la vieja guardia», que «se sintió amenazada» por su papel de auditor general. El interrogatorio, que continuará el jueves 19 de mayo, se caracterizó por el cuestionamiento de Diddi, quien fue reprendido más de una vez por el presidente de la Corte, Giuseppe Pignatone. El cardenal Becciu reiteró con frecuencia que no recordaba las respuestas a las preguntas del fiscal, al hacer referencia a su edad, y alegar que el estrés del juicio influyó mucho en su memoria.  El juez Pignatone propuso un receso de 5 minutos después de que Diddi se mostró agresivo con el purpurado, acusándolo de fingir que no recordaba.

Puede interesarle: Cardenal Becciu: «Cada paso de esta operación fue acordado con el Santo Padre»

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre