Ejército de Birmania destruye otro templo católico

Los militares quemaron más de 80 casas en Thantlang, en el estado de Chin, tras acusar a los residentes de colaborar con los rebeldes. La Organización de Derechos Humanos de Chin aseguró que según los informes la iglesia cercana se encontraba entre las docenas de estructuras que serían destruidas por el fuego.

Ejército de Birmania destruye otro
Foto archivo: Ciudad de Thantlang en septiembre pasado. Thantlang Times/Myanmar NOW.

Ejército de Birmania destruye recientemente otro templo católico, la iglesia de San Nicolás, en la ciudad de Thantlang, que se edificó hace 28 años en la diócesis de Hakha, tal como indicaron informes de medios locales, según publicó ‘UCA News’. Los militares quemaron más de 80 casas en Thantlang, en el estado de Chin, tras acusar a los residentes de colaborar con los rebeldes. Los residentes precisaron que la violencia comenzó el 25 de noviembre y continuó durante al menos 4 días en la ciudad, en la que viven católicos y protestantes.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL 

La Organización de Derechos Humanos de Chin (CHRO) aseguró que la junta prendió fuego a muchas casas en Thantlang y que, según los informes, la iglesia cercana se encontraba entre las docenas de estructuras que serían destruidas por el fuego. «Mientras el ejército de Birmania quema las casas de los civiles, detiene y mata a la población local, en varias zonas del país los civiles huyen a los bosques: esto ocurre en el estado de Chin, en el estado de Shan, en el estado de Kayah —en los territorios de las diócesis de Hakha, Pekhon y Loikaw respectivamente—», explicó una fuente local a ‘Fides’, después que el ejército de Birmania destruye otro templo católico.

El obispo de Pekhon, Peter Hla, envió una carta al jefe del ejército local en la que recordó con dolor el bombardeo de la catedral del Sagrado Corazón en la ciudad local por parte de los militares, alcanzada por misiles 3 veces en 5 meses. «Atacar la catedral es como atacar el corazón de cada fiel, todos los fieles se sienten tristes por estos ataques. Si las iglesias y los edificios católicos vuelven a ser atacados se interrumpirán todas las relaciones cordiales y esto tendrá consecuencias dolorosas para todos», aseveró Hla. Un sacerdote local enfatizó que las iglesias se están convirtiendo cada vez más en el objetivo de los ataques militares, mientras que no ocurre así con las pagodas y los templos budistas. Los católicos y personas de otras confesiones tienen miedo, dado que temen una represalia selectiva contra las comunidades cristianas.

Puede interesarle: Ejército birmano ataca clínica católica

4 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre