Ejército birmano ataca clínica católica

El padre Wilbert Mireh denunció el nuevo ataque de la junta militar contra los más vulnerables, dado que los soldados atacaron una clínica católica de la Iglesia local en Karuna, en la provincia de mayoría cristiana de Loikaw. «Fue un ataque deliberado y violento contra trabajadores voluntarios, los pacientes de todos los orígenes religiosos y sociales y la minoría católica del país», aseveró el padre Mireh.

Ejército birmano ataca clínica

El ejército birmano ataca una clínica católica de la Iglesia local en Karuna, en la provincia de mayoría cristiana de Loikaw, del estado de Kayahy, el lunes 22 de noviembre. El padre Wilbert Mireh realizó la denuncia del nuevo ataque de la junta militar contra los más vulnerables. Los soldados incluso al irrumpir en la clínica de Karuna, robaron suministros médicos y detuvieron a 18 médicos y personal sanitario. Según pudo saber ‘Asia News’, militares también detuvieron a 5 religiosas de la Virgen Niña en la misma diócesis de Loikaw, cuyo paradero aún se desconoce.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Estamos muy preocupados por todas las personas que fueron detenidos injustamente y por los pacientes que fueron trasladados por la fuerza a pesar de sus graves condiciones de salud, pero también estamos muy desanimados por la pérdida de valiosos equipos médicos que robaron los militares», aseveró el presbítero misionero, en las redes sociales. «Estos valiosos equipos son fruto de la generosidad y el amor de la gente y su pérdida será muy negativa para las personas que necesitan ayuda médica, sobre todo en este país donde el sistema de salud está colapsado», explicó, después que el ejército birmano ataca una clínica católica.

Precisó que según se pudo reconstruir, alrededor de las 10 de la mañana cerca de 200 soldados irrumpieron en el complejo de la Iglesia católica en Loikaw «con todo tipo de armas mortales» y «estuvieron todo el día registrando cada habitación, arrestando a los que querían, robando todo lo que les daba la gana y enviando a los enfermos graves donde ellos decidían». «El objetivo principal de los matones —los soldados— era suspender completamente la atención médica inclusiva y caritativa de la que dependen tantas personas en Kayah. Fue un ataque deliberado y violento contra trabajadores voluntarios, los pacientes de todos los orígenes religiosos y sociales y la minoría católica del país», aseveró el padre Mireh. ‘Asia News’ se enteró por fuentes locales que en los últimos días la policía detuvo, siempre en Loikaw, a 5 religiosas de las Hermanas de la Virgen Niña junto con un párroco y personal sanitario voluntario.

Puede interesarle: Religiosa en Birmania: «Todos los días llegan noticias de iglesias, casas en pueblos y ciudades incendiadas»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre