Diócesis de Catamarca culmina año dedicado al beato Esquiú

El obispo de Catamarca, Luis Urbanc, encabezó los actos centrales del cierre del año dedicado a Fray Mamerto Esquiú en la diócesis local, tras reflexionar sobre la figura y legado del franciscano beatificado en septiembre de 2021. «Esquiú es propuesto como modelo de vida no solo para los catamarqueños sino para todos los argentinos, porque ha puesto en el centro a Jesucristo», precisó.

Diócesis de Catamarca culmina año
Foto: Facebook Prensa Iglesia Catamarca.

El obispo de Catamarca, Luis Urbanc, presidió los actos centrales con los que la diócesis local culmina el año dedicado a Fray Mamerto Esquiú, el lunes 10 de enero, al cumplirse el 139 aniversario del fallecimiento del beato argentino, tras reflexionar sobre su figura y legado. El prelado convocó este tiempo jubilar el 10 de enero de 2021, año de la beatificación del franciscano. Los actos principales del cierre comenzaron en la localidad catamarqueña de Esquiú, desde donde partió la peregrinación con las imágenes del beato y de las santas patronas de comunidades de la parroquia San Roque, Recreo.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Los peregrinos, en el paraje El Suncho —donde Fray Mamerto murió—, fueron recibidos con los sones de la Banda Militar Coronel Bonifacio Ruiz de los Llanos del Glorioso 5° de Caballería, Regimiento de Caballería de Exploración de Montaña 5 General Güemes ‘Los Infernales’, de la provincia de Salta. Interpretaron marchas militares y las autoridades civiles y eclesiásticas presentes colocaron una ofrenda floral en el monolito. «Bienvenidos a esta celebración con la cual terminamos este año que había decretado de honras en honor de Fray Mamerto Esquiú, nuestro querido beato», indicó el obispo Urbanc, en la homilía de la Misa con la que la diócesis de Catamarca culmina el año dedicado al beato. El prelado, tras presentar las intenciones especiales de la Eucaristía, imploró que «por la intercesión del beato Mamerto Esquiú, pronto podamos tener un nuevo milagro y así alegrarnos de que pertenece al grupo de los santos con la canonización».

«Si hay algo que debemos aprender de Mamerto es su coherencia. Obró en la política, pero no se dejó ensuciar por ella, incluso se fue desencantando, se sacrificó mucho porque él estaba en la Verdad de Jesús, y no podía permitir que intereses mezquinos vayan por encima del bien común», reflexionó. «Mamerto Esquiú es propuesto como modelo de vida no sólo para los catamarqueños sino para todos los argentinos, porque ha puesto en el centro a Jesucristo. Siempre anunció a Jesús que le iba iluminando la decisión de cada día; iluminando en ese diálogo que había que hacer con la cultura, la política, la economía, con las otras religiones, porque Cristo marca un antes y un después de los seres humanos aquí en la tierra, y nosotros tenemos que afianzar esta verdad», ratificó Urbanc.

Puede interesarle: Beatifican a Fray Mamerto Esquiú en Catamarca

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre