Denuncian que ejército birmano requisó y profanó 2 iglesias

Fuentes eclesiales de la diócesis de Hakha precisaron que el ejército birmano ocupó y profanó la iglesia católica de San Juan y una iglesia bautista, en la aldea de Chat, en el estado de Chin. «Los militares requisaron la iglesia para su uso. Abrieron el tabernáculo, se llevaron las hostias consagradas y las tiraron al suelo pisoteándolas», aseveró John Aung, párroco de la Iglesia de San Juan que fue expulsado de ese templo.

Denuncian que ejército birmano requisó
Foto: Twitter Poe Pyae Pyae Kyaw.

Fuentes eclesiales de la diócesis de Hakha, donde se encuentra el municipio de Mindat, denuncian que el ejército birmano requisó y profanó 2 iglesias, la iglesia católica de San Juan y una iglesia bautista, en la aldea de Chat, en el estado de Chin, en el oeste del país, el martes 31 de agosto. Aseveraron que los militares tomaron los templos cristianos y los convirtieron en cuarteles. La ocupación de las iglesias por parte del ejército se produce cuando los combates entre los grupos de la resistencia militar y civil ‘Chinland Defence Force’ (CDF) se intensificaron en el área cristiana de Chin.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Es execrable. Los militares requisaron la iglesia para su uso. Abrieron el tabernáculo, se llevaron las hostias consagradas y las tiraron al suelo pisoteándolas. Reventaron todos los armarios cerrados con llave. El ejército debe respetar los edificios de culto y no debe tocar nada dentro de la iglesia», aseveró John Aung, párroco católico de la Iglesia de San Juan que fue expulsado de ese templo. «Condenamos la agresión y la violencia gratuita y la profanación de nuestra iglesia, con la flagrante violación de la libertad de culto que conlleva», indicó el presbítero, después que denuncian que el ejército birmano requisó y profanó 2 iglesias. Cuando llegaron los militares, que se enfrentaron con las fuerzas de la resistencia local, Aung huyó al bosque con los vecinos.

Shane Aung Maung, uno de los fieles cristianos bautistas de la aldea, denunció el ataque que sufrieron. «Los soldados destruyeron nuestras biblias, el mobiliario sagrado, los generadores eléctricos y el amplificador de sonido. Beben alcohol dentro del edificio de la iglesia, matan el ganado y cocinan la carne en la iglesia. El Tatmadaw —el ejército regular birmano— está desestabilizando el país, atacando personas y propiedades de las iglesias cristianas, matando a civiles desarmados y pacíficos e incendiando aldeas y casas. Estamos realmente desconcertados», alertó Maung.

Puede interesarle: Ejército birmano vuelve a atacar una iglesia católica.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre