CURSO «LA FE CRISTIANA»: TEMA 33. EL CUARTO MANDAMIENTO DEL DECÁLOGO: HONRAR PADRE Y MADRE.

Continuación de Curso «La fe cristiana»: Tema 32. El segundo y el tercer mandamiento del Decálogo.

Por Juan María Gallardo.

El cuarto mandamiento se dirige expresamente a los hijos en sus relaciones con sus padres. Pero, se refiere también a otras relaciones de parentesco, educativas, laborales, etc.

Presentación de Tema 33. El cuarto mandamiento del Decálogo: honrar padre y madre

Audio —mp3— en Ivoox de Tema 33. El cuarto mandamiento del Decálogo: honrar padre y madre

  • Diferencia entre los tres primeros mandamientos del Decálogo y los siete siguientes

Los tres primeros mandamientos enseñan el amor a Dios, Sumo Bien y Último Fin de la persona creada y de todas las criaturas del universo, infinitamente digno en sí mismo de ser amado. Los siete restantes tienen como objeto el bien del prójimo —y el bien personal—, que debe ser amado por amor de Dios, que es su Creador.

En el Nuevo Testamento, el precepto supremo de amar a Dios y el segundo, semejante al primero, de amar al prójimo por Dios, compendian todos los mandamientos del Decálogo (cfr. Mt 22,36-40; Catecismo, 2196).

  • Significado y extensión del cuarto mandamiento

El cuarto mandamiento se dirige expresamente a los hijos en sus relaciones con sus padres. Se refiere también a las relaciones de parentesco con los demás miembros del grupo familiar. Finalmente se extiende a los deberes de los alumnos respecto a los maestros, de los subordinados respecto a sus jefes, de los ciudadanos respecto a su patria, etc. Este mandamiento implica y sobreentiende también los deberes de los padres y de todos los que ejercen una autoridad sobre otros (cfr. Catecismo, 2199).

Fragmento del texto original de Tema 33. El cuarto mandamiento del Decálogo: honrar padre y madre de Antonio Porras.

CURSO «LA FE CRISTIANA»: TEMA 33. EL CUARTO MANDAMIENTO DEL DECÁLOGO: HONRAR PADRE Y MADRE.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre