«Cuanto más nos persiguen, más hambre y necesidad de Dios tenemos»

El arzobispo de Abuja, Ignatius Ayau Kaigama, recordó que «en Nigeria se derramó mucha sangre», por lo que «abrazar el cristianismo puede tener consecuencias muy negativas», pero saben que «la victoria y la salvación nos esperan al final del camino». «Sufrimos terribles ataques, y sin embargo los cristianos nigerianos no tienen miedo y llenan las iglesias», afirmó.

«Cuanto más nos persiguen
Foto: YouTube Lux Terra Leadership Foundation.

El arzobispo de Abuja, Nigeria, Ignatius Ayau Kaigama, indicó que «cuanto más nos persiguen, más hambre y necesidad de Dios tenemos», en una entrevista con Leone Grotti para el número especial de ‘Tempi’ sobre la «Nigeria crucificada». El prelado fue presidente del Comité de Paz Interconfesional del Estado Federal de Plateau y, junto con el difunto emir de Wase, Alhaji Haruna Abdullahi, viajó por el país de África Occidental para sanar divisiones.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Kaigama fue consultado sobre la fuerza de la fe de los nigerianos y las vocaciones numerosas, a pesar de las persecuciones. «En algunas zonas del país, el cristianismo llegó hace apenas 100 años. Estamos en la primavera de la fe, mientras que Europa, que la custodió desde los tiempos de san Pablo, experimenta un cierto hastío. Si la fe es fuerte a pesar del sufrimiento que se nos inflige, es porque el cristianismo se fundamenta en la cruz. No todo es un paseo de rosas, no todo es oro, el cristianismo cuesta y exige algo a quienes lo abrazan», indicó.

«En Nigeria se derramó mucha sangre: abrazar el cristianismo puede tener consecuencias muy negativas, pero sabemos que la victoria y la salvación nos esperan al final del camino. San Pablo nos dijo que nada nos separaría del amor de Dios, ni la persecución ni las dificultades. Hoy en Nigeria hay problemas, atentados, asesinatos, discriminación, pero ¿por qué todo esto debería detenernos?», planteó, al asegurar que «solo nos da más energía para seguir adelante; Jesús también sufrió lo que nosotros sufrimos ahora, pero no se detuvo».

El prelado consideró que la fe está en declive en Occidente porque «se trata de un ciclo». «Hubo un periodo de la historia en el que los europeos morían por el cristianismo. Ustedes sufrieron como sufrimos nosotros ahora: tuvieron catacumbas y mártires, y sin embargo no abandonaron la fe. Ahora somos nosotros los que sufrimos terribles ataques, y sin embargo los cristianos nigerianos no tienen miedo y llenan las iglesias. Cuanto más nos persiguen, más hambre y necesidad de Dios tenemos», ratificó.

Puede interesarle: Arzobispo de Nigeria pide al gobierno afrontar con seriedad secuestros y actos de violencia contra católicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí