Cristianos de Níger «rezan en los patios de sus casas, reunirse en las iglesias es peligroso» tras amenazas

El sacerdote y misionero de la Sociedad de Misiones Africanas Mauro Armanino precisó que «los cristianos de la parroquia de Bomoanga rezan en los patios de sus casas y son los animadores, formados durante años, los que dirigen la oración». «Reunirse en las iglesias es peligroso porque la mayoría de las comunidades fueron amenazadas bajo pena de muerte o destrucción de sus pueblos», lamentó.

Cristianos de Níger «rezan en los patios
Foto: Catedral de Niamey/Vatican News.

El sacerdote y misionero de la Sociedad de Misiones Africanas Mauro Armanino precisó que los cristianos de Níger «rezan en los patios de sus casas, reunirse en las iglesias es peligroso» tras las amenazas que reciben. El presbítero, misionero en Níger desde hace años, indicó que por la noche se producen muchos de los ataques, lo que incrementa el terror con el que viven los ciudadanos en el país de África Occidental.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL 

«Las mujeres de la comunidad rezan para que el sol no se ponga, porque ahora tienen miedo de la oscuridad; de noche atacan los yihadistas», aseguró el presbítero, quien recordó que fue de noche cuando secuestraron al padre Luigi Maccalli, y ahora, en plena noche, vuelan el pilón de la compañía telefónica MOOV. «Ocurrió el día de la fiesta de Tabaski, el martes pasado, cuando todavía era de noche. Dinamitaron la base de la antena metálica y destruyeron los accesorios que permitían a los habitantes de la zona comunicarse entre sí y mantener el contacto con el mundo exterior», explicó. Armanino enfatizó que «a pesar de la presencia de una base militar en la zona, los yihadistas, por ser precisamente ellos, inutilizaron otras dos antenas de telefonía».

Desde hace aproximadamente un mes, tanto la antena de Tangounga como la de Tambole corren la misma suerte que la de Bomoanga. La pista de 35 kilómetros que permitía el paso de personas y mercancías entre Bomoanga y Ngoula también fue prohibida por el mismo grupo terrorista armado, al impedir a los agricultores ir al mercado. «Los cristianos de la parroquia de Bomoanga en Níger rezan en los patios de sus casas y son los animadores, formados durante años, los que dirigen la oración. Reunirse en las iglesias es peligroso porque la mayoría de las comunidades fueron amenazadas bajo pena de muerte o destrucción de sus pueblos. Se agradece que en los últimos tiempos no haya desaparecido ni muerto nadie. Vivir en ese estado de tensión permanente se convirtió en algo difícil para la salud y la moral general», lamentó.

Puede interesarle: El Padre Maccalli habla de sus 2 años de secuestro por islamistas

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre