Cristiano es torturado en prisión para que «confiese» supuesta blasfemia en Pakistán

Imran Rehman, de 32 años y padre de 2 niñas, fue torturado para que «confiese» una supuesta blasfemia en la prisión de Lahore, donde está detenido desde hace 2 meses. Rehman está acusado de haber publicado material blasfemo en un grupo de WhatsApp. La denuncia de las torturas procede de la madre de Imran, Nargis Bibi, quien lo visitó en los últimos días.

Cristiano es torturado en prisión

El cristiano Imran Rehman, de 32 años y padre de 2 niñas, es torturado para que «confiese» una supuesta blasfemia en la prisión de Lahore, Pakistán, donde está detenido desde hace 2 meses. Rehman está acusado de haber publicado material blasfemo en un grupo de WhatsApp. La denuncia de las torturas procede de la madre de Imran, Nargis Bibi, quien lo visitó en los últimos días, donde fue informada por su hijo de que fue sometido a todo tipo de violencia para obtener una confesión.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

La madre de Rehman explicó que se encuentra sometido a una fuerte presión mental al estar encerrado en un pabellón en el que 4 de cada 6 presos padecen retraso mental. El 14 de septiembre pasado, se presentó una denuncia contra el cristiano, que es torturado en prisión, que fue detenido inmediatamente por el departamento de delitos informáticos de la Agencia Federal de Investigación. La esposa de Imran, Komal Mushtaq, reiteró que Imran es inocente y que se le acusa falsamente de blasfemia.

«Desde su detención, mi hija de 4 años no pudo ir a la escuela y alimentar a mi hija de 2 años se volvió difícil porque él era el único que traía el pan a casa», sostuvo Mushtaq. El abogado Abdul Hameed Rana explicó que el caso contra Rehman es una flagrante violación de las normas, dado que no se puede registrar una denuncia contra una persona sin la debida notificación y garantías y sin involucrar al acusado en la investigación, para que pueda defenderse. Además, en Pakistán, como afirmó la activista de derechos humanos Ashiknaz Khokhar, los medios de comunicación digitales y las redes sociales se convirtieron en una fuente de falsas acusaciones de blasfemia contra minorías religiosas.

Puede interesarle: Pakistán rechaza libertad bajo fianza de cristiano encarcelado por blasfemia

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre