Crecen limitaciones y represión contra cristianos en Irán

En el país se incrementó el estado de alerta y la preocupación por la libertad religiosa, especialmente para la comunidad cristiana. Las autoridades detuvieron a 3 conversos originarios de Fardis, acusados en mayo pasado de «participar en actos de propaganda» de una fe que «educa de forma desviada respecto de la sagrada religión islámica» (sic).

Crecen limitaciones y represión contra cristianos
Foto: Archivo/CBN.

Algunas fuentes indicaron que crecen las limitaciones y la represión contra cristianos en Irán, tras la detención de 3 conversos originarios de Fardis, provincia de Alborz, que fueron acusados en mayo pasado en virtud del artículo 500 del Código Penal. International Christian Concern explicó que son las primeras personas sometidas a juicio desde que se introdujo la enmienda a la ley en febrero de este año. En el país se incrementó el estado de alerta y la preocupación por la libertad religiosa, especialmente para la comunidad cristiana, a la espera de las primeras medidas del nuevo presidente, Ebrahim Raisi. Se teme que el ascenso de Raisi pueda endurecer aún más el control represivo contra los cristianos.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL 

Las autoridades locales acusaron a Amin Khaki, Milad Goodarzi y Alireza Nourmohammadi de «participar en actos de propaganda» de una fe que «educa de forma desviada respecto de la sagrada religión islámica» (sic), según las primeras informaciones. Algunos testigos precisaron que en noviembre de 2020 la policía registró las casas de los 3 hombres e incautó material cristiano. En los primeros meses de 2021, las autoridades interrogaron a algunos miembros de las familias, quienes debieron firmar un compromiso de no volver a reunirse de manera personal o telemáticamente. Recientemente el Poder Judicial emitió una orden de arresto en su contra y los envió a juicio. El proceso comenzó hace pocos días y sus familias siguen siendo objeto de amenazas y restricción de movimientos en el país, en el que crecen limitaciones y represión contra cristianos.

A principios de mes las autoridades no renovaron la visa y prohibieron el ingreso de la religiosa Giuseppina Berti, de 75 años, que pasó los últimos 26 años de su vida en un leprosario dedicada a la atención de los enfermos. Era una de las 2 religiosas que trabajaban en Isfahan, la única presencia católica en la zona, que hoy solo puede contar con la monja Fabiola Weiss, de 77 años. Ambas misioneras trabajaron en hospitales para brindar atención a los enfermos «sin hacer distinciones entre cristianos y musulmanes» y tratando de ofrecer consuelo a todos «independientemente de la fe que profesan». En el país hay 2 arquidiócesis asirio-caldeas, una diócesis armenia y una arquidiócesis latina. En la mayoría de los casos únicamente hay un sacerdote y no hay prelados o todavía no recibieron autorización para ingresar. La arquidiócesis latina está a la espera de la llegada de su nuevo pastor recientemente nombrado, monseñor Dominique Mathieu.

Puede interesarle: Irán expulsa a religiosa italiana anciana que dedicó su vida a pobres y enfermos

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre