Continúa escalada de arrestos y condenas contra cristianos en Irán

Las autoridades de Teherán utilizan las falsas acusaciones de violación «de la seguridad nacional y espionaje» para «silenciar a las minorías, expulsarlas u obligarlas a desplazarse», en especial contra los cristianos, dado que ya se dictaron 25 condenas en 2022 frente a las 15 del año anterior, con lo que evidencia el incremento de la represión de las autoridades contra los fieles.

Continúa escalada de arrestos y condenas
Foto: Los cristianos Malihe Nazari, Joseph Shahbazian y Mina Khajavi.

El gobierno de Irán continúa la escalada de arrestos y condenas contra los cristianos en el país, puesto que ya se dictaron 25 condenas en 2022 frente a las 15 del año anterior, con lo que evidencia el incremento de la represión de las autoridades contra los fieles puesto que al menos de forma parcial superan las cifras de tiempos pasados. En los primeros seis meses de este años se llevaron 58 arrestos, comparados con los 72 del 2021.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Las autoridades de Teherán utilizan las falsas acusaciones de violación «de la seguridad nacional y espionaje» para «silenciar a las minorías, expulsarlas u obligarlas a desplazarse», como ocurre con los cristianos, de modo particular contra los conversos del islam y los de habla persa. Activistas y ONG pro derechos humanos apelan a la comunidad internacional, que no puede «permanecer en silencio». ‘Article18’, al indicar que continúa escalada de arrestos y condenas, enfatizó que en la última década el gobierno cerró casi todas las iglesias de habla persa y las que quedan deben demostrar que «sus miembros eran cristianos antes de la revolución de 1979», además de que está «estrictamente prohibido» el ingreso de nuevos fieles.

El último caso documentado es el de un hombre de 63 años arrestado a mediados de agosto, junto con su esposa, enfermo de Parkinson en estado avanzado, y otras 2 personas de 58 y 48 años a principios de septiembre, todos encerrados en la prisión de Evin, en las afueras la capital. Se los acusa de profesar la fe cristiana, aunque las autoridades iraníes reconocen que solo Joseph Shahbazian, de 58 años, es un «verdadero cristiano». Shahbazian es origen armenio y por lo tanto de «etnia cristiana». En lo que respecta a Homayoun Zhaveh, su esposa Sara y Malihe Nazari, quienes son persas y nacidos musulmanes, para el gobierno lo siguen siendo y no tienen posibilidad de conversión, ni libertad de culto. Las cifras referidas a los conversos son difíciles de verificar, aunque según algunos, al menos 1.000.000 abrazaron el cristianismo.

Puede interesarle: Irán condena a 10 años de cárcel a cristiano por profesar su fe

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre