Conferencia Episcopal de Birmania implora «respetar lugares sagrados y edificios religiosos»

Los obispos de Birmania solicitan «respetar y valorar toda vida humana, y respetar y preservar los lugares sagrados y los edificios religiosos, los hospitales y las escuelas», frente a la actual situación que padece el país, tras el golpe de Estado de 2021.

Conferencia Episcopal de Birmania implora
Foto archivo: Convento bombardeado. Asia News.

La Conferencia Episcopal de Birmania (CBCM) implora «respetar y preservar los lugares sagrados y los edificios religiosos, los hospitales y las escuelas», frente a la actual situación que padece el país, donde miles de civiles se ven obligados a huir de sus lugares de origen y millones de ellos mueren de hambre, tras el golpe de Estado de febrero de 2021, en una nota emitida tras su asamblea general en Yangon, celebrada del 7 al 10 de junio pasado. A la asamblea asistieron el cardenal y presidente de la CBCM, Charles Bo, los obispos de las 16 diócesis del país y los secretarios ejecutivos de las Comisiones Episcopales.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«La CBCM está muy agradecida a los sacerdotes, diáconos, religiosos, catequistas y voluntarios que tratan de apoyar y asistir a los creyentes y civiles que huyen a lugares más seguros», explicaron los obispos, tras animar a los fieles a seguir ofreciendo ayuda humanitaria a los desplazados, independientemente de su fe, origen, ubicación, etnia, cultura o ideas políticas. Precisaron, al seguir la Doctrina Social de la Iglesia, que «la Conferencia Episcopal continuará forjando relaciones con las distintas comunidades católicas de todo el mundo y con las asociaciones que estén dispuestas a ayudar a la población civil de Birmania, agobiada por las inmensas dificultades derivadas del actual conflicto político y social».

Denunciaron que «la dignidad humana y el derecho a la vida no pueden ser moneda de cambio». La Conferencia Episcopal de Birmania, implora «respetar y valorar toda vida humana, y respetar y preservar los lugares sagrados y los edificios religiosos, los hospitales y las escuelas». «Creemos que todo es posible con Dios. Por eso animamos a las comunidades eclesiásticas a construir la paz de todas las maneras posibles, especialmente les pedimos que recen constantemente por la paz, ofreciendo una Santa Misa por la paz todos los primeros días del mes, y rezando el Rosario por la paz en Birmania todas las noches», aseguraron los prelados.

Puede interesarle: Religiosa de Birmania: «Las parroquias son destruidas y las aldeas quemadas»

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre