‘INFORME DE LIBERTAD RELIGIOSA EN EL MUNDO 2021’: COMORAS.

Por Jennifer Almendras.

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

El ‘Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2021’ (ILR) indicó que «la Unión de las Comoras adoptó una nueva Constitución el 6 de agosto de 2018». «El nuevo marco legal afecta directamente a la libertad religiosa del país. En la Constitución de 2001 se reconocía el islam como fuente ‘de los principios y normas que gobiernan la Unión’. En la nueva Constitución, el islam es la religión del Estado —artículo 97— y el islam suní la base de la identidad nacional —preámbulo—. Para las minorías no suníes, por ejemplo los chiíes, esto constituye un deterioro significativo de sus derechos. El experto en derecho constitucional de las Comoras, Mohamed Rafsanyani, afirma que, conforme a la nueva Constitución, «si no eres suní, no formas parte de la comunidad nacional», afirmó el informe.

«Las Comoras es un Estado federal y las islas que componen el archipiélago disfrutan de cierta autonomía bajo sus gobiernos locales. El Gobierno federal ejerce un control estricto sobre las cuestiones religiosas. El presidente tiene la competencia de designar al gran muftí, el principal clérigo del país, que es un funcionario del Gobierno al frente de los asuntos religiosos y de su administración. Está prohibida toda forma de proselitismo o de propaganda religiosa de cualquier otra religión que no sea el islam suní. Los extranjeros implicados en esta tipo de actividades pueden ser deportados. Los católicos representan menos del 0,5% de la población. El país no tiene diócesis propia. Respecto a la educación pública, la formación religiosa no es obligatoria, a pesar de lo cual en la escuela primaria pública se utiliza el Corán para enseñar la lengua árabe. Además, el Gobierno apoya económicamente a las escuelas coránicas. También se ejerce una continua presión e intimidación contra los conversos locales al cristianismo, aunque los extranjeros no se ven afectados por esta amenaza. Por todas partes se siente la presión para que se cumplan las normas y costumbres islámicas ortodoxas», enfatizó.

Incidentes y evolución

El ILR recordó que «en 2019, el Directorio de Asuntos Islámicos del Gobierno prohibió celebrar la Navidad». «La prohibición propuesta por el Directorio de una semana de duración, que tenía que entrar en vigor el 24 de diciembre de 2019, afirmaba que el Gobierno ‘condena y prohíbe cualquier celebración, ceremonia o actividad vinculada con la festividad de la Navidad en lugares públicos, hoteles, clubes y domicilios’. Exhortaba a ‘todos los cuerpos de seguridad y policía’ a tomar ‘todas las medidas necesarias para detener cualquier reunión relacionada con las actividades cristianas’. La orden suscitó una gran polémica, especialmente a nivel internacional», explicó el ILR, tras sostener que «el día antes de que se promulgara, las autoridades de las Comoras publicaron unas declaraciones en las que se rechazaba la prohibición, afirmando que no reflejaba la postura del Gobierno».

«Las misas del día de Navidad y de su víspera se celebraron sin que se haya informado de ningún incidente. A pesar de que la prohibición de la Navidad no se llegó a producir, a las minorías religiosas se les sigue negando la libertad de culto. Por ello, el Gobierno de Estados Unidos decidió el 18 de diciembre de 2019 mantener a las Comoras en su Lista de Vigilancia Especial de los Gobiernos que están implicados o toleran ‘importantes violaciones de la libertad religiosa’. Durante el Ramadán de 2020, las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos contra las personas que, reunidas en las mezquitas, habían violado el confinamiento impuesto por las autoridades para contener el brote de coronavirus», afirmó.

Futuro de la libertad religiosa

«En las Comoras no hay libertad de religión salvo para los musulmanes que siguen la escuela chafií —suní— y no hay indicios de que se vaya a producir ninguna mejoría en un futuro próximo. Por el contrario, las últimas medidas legales presentan un panorama peor para las minorías religiosas, incluidos los musulmanes chiíes. Tal y como informaba Open Doors en 2018, estas circunstancias «llevan a esperar unas condiciones más duras» también para la comunidad cristiana. Según un experto en las leyes de las Comoras, las recientes modificaciones de la Constitución se podrían utilizar como base legal para justificar la discriminación y la persecución. Además, la radicalización y el extremismo religioso parecen estar aumentando en el país. Los factores sociales y políticos constituyen una importante fuente de inestabilidad y tampoco en este aspecto parece que la situación vaya a mejorar en un futuro cercano. La reforma constitucional fue, para algunos, un ‘cambio en la naturaleza del régimen’. Se ha roto el frágil acuerdo de reparto del poder entre las islas establecido cuando se formó la Unión. Es de esperar que la eliminación de la presidencia rotatoria y la concentración del poder en la nueva oficina presidencial incrementen las tensiones entre las islas y el descontento social», aseguró el informe.

‘INFORME DE LIBERTAD RELIGIOSA EN EL MUNDO 2021’: COMORAS.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre