Celebran fiesta del Bautismo del Señor en el río Jordán

Los franciscanos celebraron la fiesta del Bautismo del Señor en el Río Jordán. Según los cálculos hubo en la celebración al aire libre cerca de 1.000 personas, quienes respetaron los protocolos de bioseguridad y la normativa vigente.

Los franciscanos custodios de Tierra Santa celebran la fiesta del Bautismo del Señor en el río Jordán, en el lugar donde ocurrió, según la tradición, este acontecimiento narrado en las Sagradas Escrituras. La celebración comenzó en el convento franciscano del Buen Pastor de Jericó, construido en 1956. Posteriormente, los frailes salieron en procesión desde la parte superior del lugar del Bautismo hasta la orilla del Río Jordán para celebrar la Misa.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Autoridades civiles y religiosas locales como el alcalde, el gobernador y el imán de la mezquita de Jericó, así como fieles locales participaron en la celebración, donde según los cálculos hubo al aire libre cerca de 1.000 personas, quienes respetaron los protocolos de bioseguridad y la normativa vigente. El Custodio de Tierra Santa, Francesco Patton, recordó en la homilía que apenas desde el año pasado, luego de varias décadas, se pudo volver a celebrar ante el templo franciscano. «Durante 54 años no habíamos podido celebrar aquí porque esto se había convertido en un campo de minas. El año pasado éramos un grupo pequeño, debido a la pandemia, apenas unas 30 personas», indicó.

«Este año nos reunimos de nuevo en gran número, como pueblo de Dios, como Iglesia, para celebrar el Bautismo de Jesús aquí, en nuestro santuario dedicado al Bautismo de Jesús», afirmó Patton, en la Misa en la que celebran la fiesta del Bautismo del Señor. En 1967, por el estallido de la guerra entre Israel y Jordania, la zona se convirtió en un campo de minas de 55 hectáreas, del que los franciscanos se vieron obligados a huir. En marzo de 2018 la asociación Halo Trust comenzó los trabajos de desminado del territorio, al lograr limpiarlo por completo y devolver las llaves del lugar a los franciscanos en octubre de 2020. Tras las obras de remodelación, en 2021 la iglesia fue inaugurada nuevamente y volvió a ser el lugar de las celebraciones de la fiesta del Bautismo de Jesús.

Puede interesarle: Celebran Navidad sin turistas ni peregrinos en Belén

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre