Caritas Sudán del Sur rescata en barco a desplazados de campo atacado

Caritas Sudán del Sur realiza tareas de rescate en un barco en el que transporta a los desplazados del campo de acogida de Aburoch, tras ser asaltado por un grupo armado. «El barco de Caritas que transportaba suministros por el Nilo Blanco se encontró con un grupo de estas personas y durante toda la noche las trasladó a un lugar seguro», indicó la hermana Elena Balatti, misionera comboniana responsable de Caritas Malakal.

Caritas Sudán del Sur rescata

Caritas Sudán del Sur rescata en barco a los desplazados que se encontraban en el campo de acogida de Aburoch, en el condado de Fashoda, en el Alto Nilo, donde desde agosto pasado se libran combates entre diferentes facciones armadas, fue asaltado y atacado por un grupo. El campo albergaba a unos 5.000 o 6.000 desplazados de la guerra anterior de 2013 y 2018. La hermana Elena Balatti, misionera comboniana responsable de Caritas en la diócesis de Malakal, se refirió a la situación en el país de África Oriental.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Estas personas de otras zonas habían conseguido a lo largo de los años reconstruir su existencia creando pequeñas empresas. El brutal asalto a su campamento —es el segundo campo de desplazados internos atacado en los últimos días— destrozó todo eso. Los residentes del campo se vieron obligados a huir a través de los pantanos. Hubo varios muertos, pero no sabemos cuántos», afirmó. «Esta noche, el barco de Caritas que transportaba suministros por el Nilo Blanco se encontró con un grupo de estas personas y durante toda la noche las trasladó a un lugar seguro. Era una tarea difícil», aseveró la religiosa, al referirse a la labor de Caritas Sudán del Sur que rescata a los desplazados.

Explicó que «el barco se acercaría lo más posible a la zona pantanosa de donde saldrían las piraguas cargadas de desplazados para ser cargadas en el barco», y que desde allí «partía, descargaba a la gente y luego volvía al punto de recogida y vuelta a empezar». La hermana Elena consideró que la reciente suspensión de la participación del gobierno sursudanés en las conversaciones de paz de Roma «fue un jarro de agua fría, pero esto no significa que la puerta de la paz esté definitivamente cerrada». A mediados de noviembre, el gobierno de Juba anunció la «suspensión de su participación en las conversaciones de paz de Roma», al acusar a los grupos de oposición sursudaneses no signatarios (NSSSOG) de «falta de compromiso».

Puede interesarle: Saquean oficinas de Iglesia en Sudán del Sur

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre