Caritas Pakistán abre centro comunitario para brindar apoyo a pequeños agricultores

El secretario ejecutivo de Caritas Pakistán Karachi, Mansha Noor, explicó que el centro pretende ofrecer servicios adaptados a las necesidades de la comunidad. «Es un lugar de acceso al conocimiento, de formación interactiva y de colaboración entre agricultores y otros individuos», precisó Noor. Además, Caritas Karachi lanzó, junto a esta iniciativa, la campaña ‘Un acre para las mujeres’.

Caritas Pakistán abre centro comunitario

Caritas Pakistán abre un centro comunitario para brindar apoyo a los pequeños agricultores, a través del asesoramiento de personas formadas, en aldeas que están situadas en el interior de la provincia de Sindh, lejos de Karachi, y que no cuentan con oportunidades. Además, Caritas Pakistán Karachi lanzó, junto a la iniciativa, la campaña ‘Un acre para las mujeres’, que está dirigido a los lugares aislados de la zona de Gharo y Gadap Town, en esa provincia.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL 

El secretario ejecutivo de Caritas Pakistán Karachi, Mansha Noor, explicó al inaugurar la iniciativa que el centro pretende ofrecer servicios adaptados a las necesidades de la comunidad. «Es un lugar de acceso al conocimiento, de formación interactiva y de colaboración entre agricultores y otros individuos», precisó Noor. El centro comunitario, que abre Caritas Pakistán, además pretende ofrecer a los agricultores locales un lugar de encuentro para compartir experiencias y discutir sus problemas. Raza Burfat, el presidente del ‘Ahsan Raza Goth Farmer Group’, agradeció a Caritas por esta iniciativa que ayudará a los pequeños agricultores a mejorar sus técnicas. Los aldeanos consideraron que esto implicará una mayor seguridad económica.

Tras el inicio de la campaña ‘Un acre para las mujeres’, Caritas entregó kits de jardinería y semillas, fertilizantes orgánicos y herramientas a las mujeres de las aldeas que cultivan verduras en sus propios huertos para su sustento, un recurso que las protege del hambre y la malnutrición. «Trabajamos como empleadas del propietario y es poco lo que nos queda para satisfacer nuestras necesidades. Pero ahora, gracias a la ayuda de Caritas, tenemos una vida mejor», destacó Puja Shamoo, una agricultora de 52 años que vive en Gharo.

Puede interesarle: Caritas instala bombas sumergibles en aldeas de Pakistán para abastecerlas de agua potable

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre