Caritas Kazajistán cuida a niños con Síndrome de Down

El director de Caritas Kazajistán, padre Guido Trezzani, indicó que el organismo eclesial promueve proyectos concretos con los que protege y cuida a los niños con Síndrome de Down, el cual es el núcleo del trabajo que realizan. «Es un proyecto muy, muy bonito, muy estimulante, desde nuestro punto de vista. ¿Por qué? Porque prácticamente, antes no existía nada similar. Ahora nos encargamos del proyecto y, en diferentes ciudades, atendemos a más de 1.000 niños», ratificó.

Caritas Kazajistán cuida a niños

Caritas Kazajistán promueve proyectos concretos con los que protege y cuida a los niños con Síndrome de Down, el cual es el núcleo del trabajo que realiza el organismo eclesial, tal como indicó su director, el padre Guido Trezzani, en una entrevista con ‘Vatican News’. El Papa Francisco viajó a Kazajistán, del martes 13 al jueves 15 de septiembre, para participar en el VII Congreso de Líderes de Religiones Mundiales y Tradicionales, y para animar a la Iglesia católica en el país de Asia Central.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«La religión no es un criterio por el que seleccionamos a las personas que trabajan con nosotros, ni a las que servimos. Lo más importante son sus competencias, no a qué religión pertenece alguien», aseguró Trezzani, quien habló de la labor de Caritas Kazajistán y de cómo superó un pasado asfixiado bajo el comunismo, pero que ahora goza de libertad. Afirmó que Caritas Kazajistán trata de atender las necesidades a las que se enfrenta la gente cada día. «Es una actividad enorme», precisó, al mencionar el trabajo que realizan en la educación, la asistencia sanitaria y la atención a categorías especiales de personas, como los discapacitados y los ancianos.

Indicó que actualmente la situación que atraviesan desde Caritas «es un poco mejor, pero al principio todo se exigía al gobierno». Bajo el comunismo, la historia documenta una persecución de los cristianos y de quienes profesan su religión, y muchos regímenes intolerantes y despiadados con los discapacitados. Ahora la organización humanitaria nacional de la Iglesia puede operar libremente en Kazajistán, especialmente para su proyecto especial de ayuda a las personas con Síndrome de Down, aunque hayan empezado «en un desierto». «Es un proyecto muy, muy bonito, muy estimulante, desde nuestro punto de vista. ¿Por qué? Porque prácticamente, antes no existía nada similar», ratificó el padre Trezzani, director de Caritas Kazajistán, que cuida a niños con Síndrome de Down.

Aseguró que hay una situación de «absoluto desconocimiento del potencial que hay para las personas con Síndrome de Down». Explicó que el apoyo a las familias cuyos miembros e hijos tienen Down es «un proyecto que estamos tratando de desarrollar en todo el territorio del país, con un fuerte énfasis en la educación y la inclusión». «La gran cuestión aquí es que desde el principio, desde que la madre aún está embarazada, los médicos y los trabajadores sociales intentan convencerlas de que aborten o abandonen al niño en un orfanato», lamentó. Trezzani enfatizó que el proyecto comenzó con el apoyo de un grupo de amigos suyos italianos, con el objetivo de dar esperanza y ofrecer herramientas adecuadas para el desarrollo. «Ahora nos encargamos del proyecto y, en diferentes ciudades, atendemos a más de 1.000 niños», destacó, tras recordar incluso los musulmanes expresaron su gratitud por la protección de sus hijos con el síndrome.

Puede interesarle: Nace la figura del ‘Maestro de Apoyo’ en Kazajistán gracias a la Iglesia católica

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre