Cardenal Sarah: «Si los sacerdotes son conscientes de lo que es la Eucaristía, ciertas hipótesis sobre la Comunión ni siquiera vendrían a la mente»

El prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Robert Sarah, afirmó que "la Eucaristía debe ser tratada con fe, no podemos tratarla como un objeto trivial, no estamos en el supermercado", al referirse a la propuesta alemana y de otros países sobre 'embolsar' la forma consagrada y tomarla en autoservicio.

Cardenal Sarah
Foto: The Catholic Register.

El cardenal y prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Robert Sarah, aseveró que «si los sacerdotes son conscientes de lo que es la Misa y de lo que es la Eucaristía, ciertas formas de celebrar o ciertas hipótesis sobre la Comunión ni siquiera vendrían a la mente: Jesús no puede ser tratado así», al referirse a la propuesta alemana y de otros países sobre ‘embolsar’ la forma consagrada y tomarla en autoservicio, en una entrevista concedida en exclusiva a la ‘Nuova Bussola Quotidiana’. «El diablo ataca fuertemente la Eucaristía porque es el corazón de la vida de la Iglesia. Pero creo, como ya he escrito en mis libros, que el corazón del problema es la crisis de fe de los sacerdotes», indicó.

Ratificó que «la Eucaristía debe ser tratada con fe, no podemos tratarla como un objeto trivial, no estamos en el supermercado; es totalmente una locura». «No, no, no –respondió escandalizado Sarah por teléfono–. Es absolutamente imposible, Dios merece respeto, no se le puede meter en una bolsa», afirmó, al ser consultado sobre las propuestas en algunos países de meter la Eucaristía en bolsas cerradas para autoservicio. «No sé quién pensó este absurdo, pero aunque la privación de la Eucaristía es ciertamente un sufrimiento, no se puede negociar sobre el modo de distribuir la comunión. Comulgamos de manera digna, dignos de Dios que viene a nosotros», sostuvo. Tras ser consultado sobre la Iglesia en Alemania donde se realizó algo similar, alertó que allí «se hacen muchas cosas que ya no tienen nada de católico, pero eso no significa que debamos imitarlas». «Recientemente escuché a un obispo decir que en el futuro no habrá ya asambleas eucarísticas, sólo la liturgia de la Palabra. Pero esto es protestantismo», denunció. El cardenal Sarah precisó que la Eucaristía «es un regalo que recibimos gratuitamente de Dios y que debemos recibir con veneración y amor».

«El Señor es una persona, nadie daría la bienvenida a la persona que ama en una bolsa o de otra manera indigna. La respuesta a la privación de la Eucaristía no puede ser profanación. Esto realmente es una cuestión de fe, si lo creemos no podemos tratarlo indignamente», aseguró, enfatizar que «nadie puede impedir a un sacerdote confesar y dar la Comunión, nadie puede evitarlo; el sacramento debe ser respetado. Entonces, incluso si no es posible asistir a la Misa, los fieles pueden pedir ser confesados y recibir la Comunión». Frente a las celebraciones en internet o en televisión, indicó que «no podemos acostumbrarnos a esto; Dios está encarnado, él es de carne y hueso, no es una realidad virtual; también es muy engañoso para los sacerdotes».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre