Cardenal Sako exhorta a «salvaguardar presencia cristiana en Oriente Medio»

El patriarca de los Caldeos, Louis Raphael Sako, aseguró que el compartir la misma fe en Cristo debe inspirar caminos de unidad y ayudar a superar divisiones y desconfianzas, en una reflexión por la semana de oración por la unidad de los cristianos, que se celebra del 18 al 25 de enero. «Los líderes de la Iglesia deben superar las diferencias no esenciales, el fanatismo y el miedo», consideró.

Cardenal Sako exhorta a «salvaguardar
Foto: Patriarcado Caldeo.

El cardenal y patriarca de los Caldeos, Louis Raphael Sako, exhorta a «superar diferencias no esenciales para salvaguardar presencia cristiana en Oriente Medio», en una reflexión por la semana de oración por la unidad de los cristianos, que se celebra del 18 al 25 de enero. El purpurado realizó un llamamiento a encontrar urgentemente vías de unidad y comunión fraterna entre los cristianos de Oriente Próximo, si se quiere garantizar realmente la continuidad de la presencia de las comunidades bautizadas en la región del mundo donde Jesús nació, murió y resucitó.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Las Iglesias orientales necesitan un soplo de aire fresco», consideró, al sostener que en esa región las comunidades cristianas están fatalmente condicionadas por la sociedad en la que viven. Lamentó que las «Iglesias católicas orientales no se hayan beneficiado mucho de los trabajos del Concilio Ecuménico Vaticano II (1962-1965) ni del Sínodo para Oriente de 2010». «Hay que dar prioridad a la cuestión de la unidad, sobre todo porque nos hemos convertido en minoría en nuestros países. Nuestra fuerza está en nuestra armoniosa unidad, garantía de nuestra supervivencia y de nuestra continuidad en la transmisión de nuestro mensaje», indicó.

Explicó que la unidad de los bautizados no significa mortificar o borrar la riqueza de las distintas tradiciones teológicas, litúrgicas y espirituales de las diversas comunidades eclesiales, sino que la auténtica comunión consiste en aceptar las diferencias y respetarlas mediante la humildad mutua y el encuentro fraterno. Aseguró que el compartir declaradamente la misma fe en Cristo debe inspirar caminos de unidad y ayudar a superar divisiones y desconfianzas. «Los líderes de la Iglesia deben superar las diferencias no esenciales, el fanatismo y el miedo para salvaguardar la presencia cristiana en Oriente Medio», exhorta el cardenal Sako.

Puede interesarle: Cardenal Sako: «No veo nada que impida unión de Iglesia caldea e Iglesia asiria de Oriente».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre