Cardenal de Irak: «Si pedimos una provincia con un estatus especial para los cristianos, acabaremos pagando un precio más alto»

El patriarca de Babilonia de los Caldeos, Louis Raphael Sako, consideró que la solución a los problemas de los cristianos en Irak no pasa por la creación de un “enclave cristiano” con base en la Llanura de Nínive. "De esa manera nos convertiríamos en el chivo expiatorio entre los contendientes. Ahora es mejor para nosotros vivir juntos con nuestros vecinos", sostuvo.

Cardenal de Irak Si pedimos una provincia

El cardenal y patriarca de Babilonia de los Caldeos, Louis Raphael Sako, indicó que en Irak «si pedimos una provincia con un estatus especial para los cristianos, acabaremos pagando un precio más alto», en una extensa entrevista con Rudaw TV, emisora del grupo editorial con sede en el Kurdistán irakí. Consideró que la solución a los problemas de los cristianos en Irak no pasa por la creación de un “enclave cristiano” con base en la Llanura de Nínive, que terminaría convirtiéndose en “el chivo expiatorio” de las luchas entre las distintas facciones sectarias.

Explicó que los cristianos representan un componente de la sociedad irakí “sin milicias”, sin aparatos tribales de protección, y en este tiempo en el que el país está continuamente desgarrado por tensiones y conflictos «no es prudente pedir la autonomía dentro de una provincia». «De esa manera nos convertiríamos en el chivo expiatorio entre los contendientes. Ahora es mejor para nosotros vivir juntos con nuestros vecinos. Pedimos a todos que respeten nuestros derechos, que no intenten cambiar el equilibrio en las regiones donde vivimos. Pero si pretendemos pedir una provincia o una zona con un estatus especial para los cristianos, acabaremos pagando un precio más alto», aseveró Sako, quien manifestó sus reservas frente a las hipótesis de establecer un espacio “protegido” para los cristianos en la Llanura de Nínive.

La provincia de Nínive, históricamente dispersa por pueblos y aldeas de mayoría cristiana, estuvo en el centro de proyectos ideales destinados a crear un área independiente desde un punto de vista político-administrativo, proyectos apoyados por grupos organizados en algunas comunidades de la diáspora caldea y asirio. El Patriarca caldeo precisó que la mayoría de los cristianos que huyeron de la Llanura de Nínive en 2014 frente al avance del Estado Islámico no regresan a sus pueblos de origen porque “perdieron la fe en sus vecinos”, que en muchas situaciones locales se apoderaron de sus propiedades y de sus hogares. “No fue solo el Estado Islámico quien quemó todas las casas. También hubo otras manos que encendieron el fuego, y en la zona hay milicias de distintos orígenes que imponen aranceles, infunden miedo y amenazan las propiedades de las personas, de una forma u otra», denunció.

En su mensaje por  la Jornada Mundial de la Paz, el 1 de enero próximo, Sako indicó que espera que en el 2021 se instaure una verdadera «cultura de la no violencia» y que el viaje de Francisco a Irak se convierta en una oportunidad para que el país «sea una nueva nación». «Les pido que recen para que la paz llegue a los corazones de los hombres en Irak, en Medio Oriente y en todo el mundo, y los muros del odio y la violencia caigan para siempre. También les pido que oren por el éxito de la visita del Papa Francisco a nuestro país, para que en ella Irak pueda encontrar la fuerza necesaria para ser una nación nueva, distinta a la que era antes», exhortó.

Puede interesarle: Presidente Salih: «Se debe proteger» a los cristianos porque «son parte importante de Irak»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre