Cardenal Cañizares lamenta que «se perdió sentido de eternidad y de Dios»

El arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, exhortó a actuar «de manera proactiva, no reaccionaria» al desafío de un «proyecto» que conlleva aparejada una crisis del hombre y el debilitamiento de las instituciones básicas, incluida la Iglesia.

Cardenal Cañizares lamenta que «se perdió
Foto: YouTube Archidiócesis de Valencia.

El cardenal y arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, lamenta que «se perdió sentido de eternidad y de Dios», en una carta pública en la que exhortó a actuar «de manera proactiva, no reaccionaria» al desafío de un «proyecto» que conlleva aparejada una crisis del hombre y el debilitamiento de las instituciones básicas, incluida la Iglesia. Consideró que el el plan «que parece se pretende imponer» también está relacionado con una crisis de principios morales y de valores que busca devaluar la familia, la escuela, la universidad y los medios de comunicación.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Aseveró que «lo más sustancial» del proyecto se caracteriza por vivir por encima de las posibilidades, la especulación financiera, el aumento de los casos de corrupción o colocar «el tener por encima del ser». Afirmó que son síntomas de una crisis de valores y de la caída en el relativismo los índices de natalidad en Europa «y especialmente en España» y la «desfiguración» de la verdad de la familia y la posibilidad del «divorcio exprés». Cañizares reiteró que lo son que «se perdió el sentido de la eternidad y de Dios», la existencia de una amenaza a «la vida no nacida o en fases delicadas» que la inmigración «no constituye una expresión de generosidad europea sino más bien de egoísmo».

El purpurado indicó que más allá de las soluciones técnicas, económicas y financieras, también necesarias, «nuestros auténticos problemas y males residen en las actitudes y comportamientos individuales». El cardenal Cañizares, que lamenta que «se perdió sentido de eternidad y de Dios», aseveró que algunos de ellos son la falta de convicción, la debilidad en la defensa de los valores propios, la cobardía, el relativismo, o lo políticamente correcto como «enfermedades y males» con una «enorme capacidad de contagio entre nosotros».

Puede interesarle: Cardenal Cañizares: «Nos están llevando al abismo, ¿y no se reacciona?»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre