Cardenal Cañizares exhorta a combatir «relativismo gnoseológico y moral»

El administrador apostólico de Valencia, Antonio Cañizares, invitó a quien ejerce mal la autoridad a «que se marche y deje libre su puesto», al llamar además a combatir el desgobierno basado en el relativismo moral «con medios lícitos».

Cardenal Cañizares exhorta a combatir
Foto: Arzobispado de Valencia.

El cardenal y administrador apostólico de Valencia, Antonio Cañizares, exhorta a combatir «relativismo gnoseológico y moral», contrario a la autoridad, «por medios lícitos», en una reflexión que se encuentra en su carta semanal, publicada el miércoles 16 de noviembre, en la que responde a la pregunta sobre quién tiene autoridad y lo hace al descartar primero los comportamientos negativos. Invitó a quien ejerce mal la autoridad a «que se marche y deje libre su puesto», al llamar además a combatir el desgobierno basado en el relativismo moral «con medios lícitos».

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El purpurado consideró que no la tiene «quien no ama a los demás, sino que se ama a sí mismo», el que «engaña y miente» y la persona que «manipula la historia o no deja que se vea como ha sido». Sostuvo que tampoco ejerce la autoridad de forma correcta quien «no actúa conforme a la verdad y al sentido común». Ratificó que el mismo modo que el autocomplaciente porque «produce desorden y discordia», al considerar que frente a estas personas «la sociedad debería tener medios e instrumentos para quitar esa autoridad nominal».

«A quien la ejerce de esa manera se debería decir que se marche y deje libre su puesto porque de su mano, una sociedad camina en el caos, sin brújula, a la autodestrucción», sostuvo el cardenal Cañizares, que exhorta a combatir «el relativismo gnoseológico y moral». Reiteró que la autoridad verdadera, sin embargo, está con el servicio, la verdad, la libertad, la concordia, la paz, la perseverancia, la unidad, el bien común, lo bueno y lo justo. Solicitó que «se reconozcan derecho y deberes y que se respeten y exijan unos y otros». El purpurado, que refiere su digresión a «lo que está sucediendo en nuestro entorno aquí y allende nuestros límites», evitó poner ejemplos concretos al entender que «los hay muy patentes».

Puede interesarle: Cardenal Cañizares lamenta que «se perdió sentido de eternidad y de Dios»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre