Cardenal Becciu: «Cada paso de esta operación fue acordado con el Santo Padre»

El cardenal Angelo Becciu fue interrogado después que el Papa lo dispensó en marzo de la obligación del secreto pontificio. «Me escuchó y confirmó mi intención de proceder», sostuvo Becciu, al referirse a la operación que presuntamente Francisco autorizó para lograr la liberación de la hermana Gloria Narváez, religiosa colombiana secuestrada en Malí.

Cardenal Becciu: «Cada paso
Foto archivo: Reuters/Clarín.

El cardenal Angelo Becciu indicó que «cada paso de esta operación fue acordado con el Santo Padre», durante la audiencia del jueves 5 de mayo, en el juicio por supuestos delitos financieros que habrían sido cometidos mientras fue sustituto de la Secretaría de Estado Vaticano, entre mayo de 2011 y junio de 2018, tal como publicó ‘Associated Press’ (AP). Sostuvo que supuestamente Francisco autorizó gastar un 1.000.000 de euros para lograr la liberación de la hermana Gloria Cecilia Narváez, la religiosa colombiana que había sido secuestrada el 7 de febrero de 2017 en Malí por islamistas vinculados a Al Qaeda y que fue puesta en libertad el 9 de octubre de 2021.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El purpurado, a quien el Pontífice le aceptó su renuncia como prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y a los derechos derivados del cardenalato, es enjuiciado con otros funcionarios vaticanos y colaboradores, entre quienes está la italiana Cecilia Marogna, acusada de malversación de fondos de la Secretaría de Estado. Becciu fue interrogado después que el Papa lo dispensó en marzo de la obligación del secreto pontificio, una regla de confidencialidad que protege información sensible sobre el gobierno de la Iglesia universal. Anteriormente, el cardenal había invocado el secreto pontificio para precisar que no podía hablar sobre sus tratos con Cecilia Marogna. Ahora en su declaración de 2 horas y media, reveló que Marogna formó parte de la operación para lograr la liberación de la religiosa, tras contratarla como consultora de seguridad externa.

Aseguró que había recibido pedidos de ayuda de parte del nuncio en Colombia y de las religiosas para rescatar a la hermana Gloria, por lo llevó el asunto al Papa Francisco y a Marogna, y afirmó que la italiana se ofreció a trabajar con la firma de inteligencia británica ‘The Inkerman Group’ para asegurar la liberación. Relató que presuntamente el Papa lo autorizó a seguir con la operación, pero le prohibió contárselo a alguien, incluido el jefe de policía del Vaticano. Becciu enfatizó que luego asistió con Marogna a una reunión con miembros de Inkerman en Londres en enero de 2018, donde se les dijo que no había garantías de éxito y que el gasto total podría llegar a 1.000.000 de euros. Debido a que el Vaticano quería permanecer al margen, la italiana se convirtió en la intermediaria clave y en recibir pagos periódicos de la Secretaría de Estado por la operación, según la declaración del cardenal al tribunal.

Recordó que el 15 de enero de 2018 le proporcionó al Papa Francisco una lectura oral preliminar de la reunión de Londres, mientras el Pontífice se dirigía a Perú para una visita apostólica. «Me escuchó y confirmó mi intención de proceder. En una reunión posterior con el Santo Padre, una vez en Roma, le hablé más detalladamente de la conversación que tuvimos con Inkerman y de la suma que deberíamos haber estimado a grandes rasgos: alrededor de 1.000.000 de euros, parte para pagar la creación de una red de contactos, y parte para la liberación efectiva de la religiosa. Puntualicé que no deberíamos haber ido más allá de esa cifra. Él aprobó. Debo decir que cada paso de esta operación fue acordado con el Santo Padre», indicó el cardenal Becciu.

Puede interesarle: Becciu: «Cualquier investigación confirmará mi fidelidad al Papa»

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre