Cardenal Aguiar: «El ser humano es creado por Dios desde el seno materno, la vida es sagrada»

El arzobispo primado de México, Carlos Aguiar, precisó que «estudios elaborados por organizaciones de la Iglesia que atienden el llamado síndrome postaborto, así como los sacerdotes al administrar el sacramento de la Reconciliación, damos testimonio que el 85% de las mujeres que acuden a esta práctica presentan graves secuelas en su salud física, emocional, moral, psicológica y espiritual».

Cardenal Aguiar: «El ser humano es creado
Foto: YouTube Desde la fe.

El cardenal y arzobispo primado de México, Carlos Aguiar, reiteró que «el ser humano es creado por Dios desde el seno materno, la vida es sagrada», en un mensaje difundido el jueves 9 de septiembre, tras el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que abrió las puertas a la despenalización del aborto. El martes 7 de septiembre, la Suprema Corte declaró inválido textos del Código Penal de Coahuila que se refieren a la pena de prisión para las mujeres que abortan, así como a las restricciones para el personal de salud que participan. El fallo sienta jurisprudencia, dado que recibió el voto de 10 ministros de un total de 11.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El cardenal Aguiar sostuvo que atentar «contra la vida, es atentar contra Dios», al recordar que «para la Iglesia católica, el ser humano es creado por Dios desde el seno materno, y por ello, sostenemos que la vida es sagrada». «La instrucción Donum vitae de la Congregación para la Doctrina de la Fe recuerda que el ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el instante de su concepción. Por eso, a partir de este momento se debe reconocer el derecho inviolable a la vida, de todo ser humano, y muy especialmente a quien no pueden defenderse», ratificó. El prelado aseveró que el fallo de la Suprema Corte «está facilitando la falsa salida».

«Estudios elaborados por organizaciones de la Iglesia que atienden el síndrome postaborto, así como los sacerdotes al administrar el sacramento de la Reconciliación, damos testimonio que aproximadamente el 85% de las mujeres que acuden a esta práctica presentan graves secuelas en su salud física, emocional, moral, psicológica y espiritual. Son secuelas difíciles de superar, y que incluso muchas veces quedan para el resto de sus vidas», alertó. «Como Iglesia, ahora enfrentamos un reto mayúsculo que debe llevar a todos: obispos, sacerdotes, religiosas y laicos, a sumar esfuerzos para tender la mano a todas aquellas mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad», solicitó Aguiar.

Puede interesarle: Obispos de México: «No puede forzarse a alguien a actuar en contra de los dictados de su conciencia»

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre