‘INFORME DE LIBERTAD RELIGIOSA EN EL MUNDO 2021’: BULGARIA.

Por Jennifer Almendras.

Marco legal sobre libertad religiosa y su aplicación efectiva

El ‘Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2021’ (ILR) precisó que «la Constitución de Bulgaria, adoptada en 1991 y enmendada en 2015, defiende la libertad de religión y creencia en los artículos 13 (1-4) y 37 (1-2)», donde este último «extiende la protección a todas las religiones, reconoce a la Iglesia ortodoxa oriental como la ‘religión tradicional’ del país y prohíbe el uso de la religión con fines violentos o políticos».

«La ley fundamental que regula la libertad de religión y creencia es la ley de confesiones religiosas —2002—, que dispone de medidas para el reconocimiento legal de las confesiones y las comunidades religiosas. Todos los grupos religiosos pueden celebrar actos de culto de forma legal sin tener que registrarse, pero los grupos registrados reciben una serie de beneficios. La Iglesia ortodoxa búlgara está exenta del requisito del registro debido a su condición de Iglesia tradicional de Bulgaria. En 2019 había 191 grupos religiosos registrados», precisó el informe.

Incidentes y acontecimientos

Afirmó que a pesar de incidentes hostiles, las comunidades religiosas coinciden «en que se ha reducido en gran medida el número e intensidad de los ataques». «Sin embargo, es importante apuntar que las organizaciones judías han expresado su preocupación por el creciente discurso de odio y otras manifestaciones de antisemitismo», aseguró.

«El 5 de mayo de 2019, el papa Francisco visitó Bulgaria respondiendo a la invitación de las autoridades políticas del país. Al día siguiente celebró la Primera Comunión de 250 niños en la ciudad de mayoría católica de Rakovski. Sin embargo, la Iglesia ortodoxa le dio un frio recibimiento. El patriarca Neófito y otros miembros del Santo Sínodo, los dirigentes ortodoxos del país, aceptaron reunirse con el Pontífice, pero sin vestiduras litúrgicas. La propuesta de realizar oraciones o servicios conjuntos ya había sido rechazada», recordó el ILR.

Enfatizó que «la Iglesia ortodoxa de Bulgaria siempre se ha negado a participar en el diálogo interreligioso con la Iglesia católica romana, que cuenta con 44.000 miembros en el país», y que «aunque pequeña, esta comunidad ha desarrollado programas sociales que benefician a la población local». «En Stara Zagora, cerca del distrito romaní, los salesianos están construyendo un colegio y una iglesia de estilo oriental», sostuvo.

Futuro de la libertad religiosa

«La esperanza de que se entable un diálogo interreligioso entre la Iglesia católica romana y la Iglesia ortodoxa no se ha materializado con la visita del Papa. Los movimientos de ‘ultraderecha’ siguen constituyendo una amenaza constante para los grupos no ortodoxos, especialmente para musulmanes, judíos y testigos de Jehová», consideró, tras manifestar que «estas minorías religiosas agredidas utilizan todos los medios legales que tienen a su disposición para luchar contra la intolerancia, el discurso del odio y las violaciones de los derechos humanos».

Indicó que los tribunales búlgaros demuestran cada vez más su independencia de la influencia política. «En consecuencia, en Bulgaria, el futuro del estado de derecho y del respeto a los derechos humanos, incluido el derecho a la libertad religiosa, está en manos del poder judicial», destacó el ILR.

‘INFORME DE LIBERTAD RELIGIOSA EN EL MUNDO 2021’: BULGARIA.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre