Autoridades de Turquía ponen en venta antigua iglesia armenia

Las autoridades de Turquía ponen en venta una antigua iglesia armenia sita en Bursa, a un precio equivalente a unos 800.000 dólares.

Autoridades de Turquía ponen en venta

Las autoridades de Turquía ponen en venta una antigua iglesia armenia a un precio equivalente a unos 800.000 dólares. El lugar de culto se encuentra en Bursa, una metrópoli al sur del Mar de Mármara, sobre las laderas del monte Misia, un famoso destino turístico. Por el momento se desconoce la ubicación exacta y el nombre del lugar de culto. El anuncio publicado en internet muestra algunas partes del edificio, pero los datos del lugar se ocultan por cuestiones vinculadas a «la protección de los secretos comerciales y asuntos personales».

En el anuncio se lee: «Iglesia histórica, situada en la región de Bursa y convertida en propiedad privada, a la venta. Construida por la población armenia que vivía en esta región, la iglesia fue vendida y convertida en propiedad privada debido al cambio demográfico. Después de 1923 fue utilizada como almacén de tabaco, y luego como fábrica de tejidos. La iglesia de Bursa figura en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco y puede ser utilizada para fines turísticos, dada su peculiar ubicación». La indicación de «cambio demográfico» alude vagamente al genocidio de los armenios y a la huida de muchos cristianos griegos entre los últimos años del Imperio Otomano y los primeros años de la nueva República laica.

En la escritura de compraventa se especifica que se puede transformar el lugar de culto en un centro cultural, un lugar de arte, un museo o, como opción más prosaica, un hotel con fines comerciales. Garo Pylan, un parlamentario armenio del partido de la oposición HDP, dijo: «Una iglesia armenia está en venta en Bursa. ¿Pero es posible poner un lugar de culto a la venta? ¿Cómo pueden el Estado y la sociedad permitir esto? ¡Debería darles vergüenza!».

Para la comunidad cristiana turca, la decisión de vender un lugar de culto no es sino el último de una serie de episodios controvertidos que demuestran falta de respeto, cuando no el desprecio y la comercialización del patrimonio religioso y cultural. En los últimos días salió a la luz el caso de la histórica iglesia armenia de Sourp Asdvadzadzi, donde se organizó una fiesta con barbacoa. En los últimos meses tuvo gran repercusión la conversión en mezquita de antiguas basílicas cristianas de Santa Sofía en Estambul y el monasterio de Cristo Salvador en Chora, que hasta entonces y desde principios del siglo XX, bajo Ataturk, habían funcionado como museos.

Decisiones controvertidas, adoptadas en el contexto de la política de ‘nacionalismo e islam’ impuesta por el presidente Recep Tayyip Erdogan para ocultar la crisis económica y mantenerse en el poder. En el caso de las iglesias de Santa Sofía y Chora, las autoridades islámicas han cubierto con una cortina blanca las imágenes de Jesús, y los frescos e iconos que revelan las raíces cristianas del lugar.

AUTORIDADES DE TURQUÍA PONEN EN VENTA ANTIGUA IGLESIA ARMENIA.

Puede interesarle: «Represión y persecución de cristianos por parte de las autoridades en Turquía».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre