Atacan a católicos que participaban de procesión en recuerdo de mártires de la Comuna en Francia

Un grupo de izquierdistas agredió a 300 católicos que iban en procesión hasta la iglesia de Notre-Dame des Otages para conmemorar a los mártires de la Comuna de París, al cumplirse 150 años de los fusilamientos. El ataque en la procesión dejó varios heridos y uno de los católicos agredidos tuvo que ser hospitalizado debido a los cortes que sufrió. La responsable de comunicación de la arquidiócesis, Karine Dalle, explicó que lo que sucedió «fue surrealista». «Fue una violencia puramente gratuita», aseveró.

Atacan a católicos que participaban de procesión
Foto: Twitter Abbé Grosjean.

Izquierdistas atacan a los católicos que participaban de una procesión en recuerdo de los mártires de la Comuna de París, en Francia —en la que decenas de católicos, entre ellos sacerdotes y hasta el arzobispo de París, Georges Darboy, fueron ejecutados por ‘revolucionarios’ por odio a la fe—. El 26 de mayo se cumplieron 150 años de los fusilamientos de los mártires —49 esa jornada—, aunque durante esos días otros muchos católicos fueron asesinados como el arzobispo Darboy. Pese al relato sobre la Comuna de París que impide cualquier manifestación que lo cuestione, la diócesis de París decidió recordar a los mártires. Durante toda la semana, celebró diversos actos, como la procesión el sábado hasta la iglesia situada en el lugar en el que se produjeron los fusilamientos en 1871 y una Misa dominical en ese mismo lugar, presidida por el arzobispo Michel Aupetit.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL 

Un grupo de izquierdistas agredió a los 300 católicos que iban en procesión hasta la iglesia de Notre-Dame des Otages, en el lugar de los fusilamientos. Por los ataques, los feligreses —entre los que había familias enteras, ancianos, scouts y sacerdotes—tuvieron que refugiarse en otra iglesia que había en el recorrido para ser protegidos por la Policía que llegó ante la llamada de los escasos agentes presentes. El ataque provocó varios heridos y uno de los católicos agredidos tuvo que ser hospitalizado debido a los cortes que sufrió por parte de los extremistas. A pesar de que al comienzo de la procesión eran más de 300 fieles, la mayoría fue abandonándola frente a los insultos y presiones que sufrían durante el recorrido por estos grupos y por la escasa presencia policial. Las agresiones provenían de los miembros del grupo Communard, de extrema izquierda, que se habían manifestado horas antes cerca de lugar en defensa de la insurrección de 1871. La procesión partió de la plaza de la Roquette, lugar donde fue ejecutado el arzobispo de París, durante la Comuna el 24 de mayo de 1871 y debería haber finalizado en en Notre-Dame des Otages, donde el 26 de mayo fusilaron a 49 mártires.

Atacan a católicos que participaban de procesión
Uno de los católicos agredidos.

La responsable de comunicación de la arquidiócesis, Karine Dalle, explicó que lo que sucedió «fue surrealista». «Fue una violencia puramente gratuita. Es triste ver, 150 años después de la Comuna, que algunos exploten así una simple conmemoración pacífica, sobre todo porque esta procesión no tuvo dimensión de protesta», lamentó Dalle. Los agresores, mientras las cientos de personas entonaba la canción «Nuestro Dios se hizo hombre», se lanzaron sobre los fieles, rompieron banderas y les arrojaron objetos. «Nos tiraron botes de basura, botellas, incluso vallas», explicó uno de los manifestantes a ‘Le Figaro’. Varios de los fieles resultaron heridos, entre ellos, el anciano hospitalizado con una brecha en la cabeza. 2 agentes solicitaron refuerzos y un grupo de policías antidisturbios se presentó en el lugar. Sin embargo, cerca de la iglesia de Notre-Dame de la Croix, casi 50 bloquearon el camino de la procesión y por esta situación los organizadores decidieron que todos se refugiaran en dicha iglesia, dando así por concluida la procesión. «Esperamos mientras rezábamos hasta que la policía nos pudo sacar», aseguró uno de los organizadores. La arquidiócesis pidió explicaciones a las autoridades por la casi nula presencia de escolta policial de la procesión.

«Ayer, en París, los católicos fueron atacados por individuos violentos durante una procesión. La libertad de culto debe poder ejercerse con toda tranquilidad en nuestro país. Mis pensamientos están con los católicos de Francia», precisó el ministro del Interior, Gérald Darmanin, al condenar el hecho en Twitter. El arzobispo de París, Michel Aupetit, celebró el domingo la Misa prevista del 150 aniversario de los mártires de la Comuna en la iglesia a la que no pudo llegar la procesión. Varios de los mártires recordados, sobre todo de los religiosos de varias órdenes religiosas, están en proceso de beatificación y sus causas están ya en un estado avanzado. Al comienzo de la Misa, Aupetit recordó las agresiones y lo comparó con lo ocurrido siglo y medio antes en aquel mismo lugar. «Anoche aquí hubo una manifestación de ira, desprecio y violencia. El Señor nos había prometido que habría violencia, no porque nosotros mismos seamos seres violentos, sino recordándonos lo que vivieron aquí nuestros hermanos, los rehenes en cuestión que, según los informes que hemos podido leer nunca respondieron a la ira con ira, el odio con odio, sino que por el contrario mostraron un corazón pacífico y perdonador», reflexionó.

Puede interesarle: Izquierdistas celebran con mensajes ofensivos contra los cristianos el incendio de la catedral de Nantes

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre