Asesinan a tiros a un sacerdote en Haití

Bandas criminales asesinan a sangre fría al padre André Sylvestre de 70 años en Cap Haitien, en el norte del país. El presbítero dirigía un orfanato y se ocupaba de las personas sin hogar. 'Fides' afirmó que «los sacerdotes fueron considerados intocables durante mucho tiempo por su trabajo en favor de los pobres, pero en los últimos meses, la violencia también afectó a los miembros de las iglesias».

Asesinan a tiros a un sacerdote

Bandas criminales asesinan a tiros al padre André Sylvestre, un sacerdote de 70 años, cuando salía de un banco, sin llevarse el dinero que llevaba, en Cap Haitien, en el norte de Haití, el lunes 6 de septiembre. El presbítero anciano, apreciado en su parroquia de Nuestra Señora de la Misericordia en Robillard, dirigía un orfanato y se ocupaba de las personas sin hogar. Cap Haitien, la segunda ciudad más grande de Haití, era considerada la más segura del país.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

El padre Sylvestre fue llevado a un hospital, pero no resistió y falleció en la sala de operaciones. El mismo día en el que asesinan a tiros a un sacerdote varias bandas criminales bloquearon algunas calles de Cap Haitien. Ese día hubo también una reunión de emergencia entre el primer ministro Ariel Henry y el Alto Consejo de la Policía Nacional de Haití, Léon Charles, en la que se comprometieron a capturar a estos agresores que desde más de un año causan terror en Haití. Los medios locales indicaron que el resurgir de la violencia se debe a que la policía abatió recientemente a Gwo Woch, número 2 de la banda ‘Krache Dife’.

Según las autoridades, esta banda asesinó a 5 agentes de policía. ‘Fides’ afirmó que «los sacerdotes fueron considerados intocables durante mucho tiempo por su trabajo en favor de los pobres, pero en los últimos meses, la violencia también afectó a los miembros de las iglesias». El país caribeño actualmente sufre a causa de otras crisis, tras el terremoto del 14 de agosto pasado —que dejó cuantiosos daños materiales con una gran cantidad de templos católicos destruidos—, y la falta de infraestructura sanitaria para afrontar la pandemia del coronavirus.

Puede interesarle: Obispo de Haití: «7 de cada 10 casas ya no existen, las parroquias fueron barridas; a pesar de todo los sacerdotes están presentes»

3 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre