Arzobispo Stanovnik urge a nuevos sacerdotes a la «oración diaria, meditación de la Palabra y sacramento de la Reconciliación»

El arzobispo de Corrientes, Andrés Stanovnik, recordó que los nuevos presbíteros deberán "cultivar un vínculo muy estrecho con Jesús, Buen Pastor". "Ustedes fueron llamados por Dios para mirar todas esas cosas desde Él, tal como las reveló en la mirada y los gestos de Jesús, sobre todo, a través de su pasión, muerte y resurrección", ratificó el prelado.

Arzobispo Stanovnik urge a nuevos sacerdotes

El arzobispo de Corrientes, Andrés Stanovnik, urge a nuevos sacerdotes a la «oración diaria, meditación de la Palabra y sacramento de la Reconciliación», al presidir recientemente en la catedral Nuestra Señora del Rosario la Misa de ordenación sacerdotal de Leonardo Guedes y Oscar Guillermo Lombardero.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Destacó que los hombres que «serán ordenados para el servicio del Pueblo de Dios en las cosas, como decíamos, que pertenecen a Dios». «Para ello, tendrán que ir aprendiendo su oficio mirándose continuamente en el espejo de Jesús. Él es el único eterno sacerdote, mediador entre Dios y los hombres. Por Él, con Él y en Él, como decimos al final de la plegaria eucarística, no sólo aprenderán el oficio del buen pastor, sino que deberán conformar su propia vida con la de él, que no vino a ser servido sino a servir y a dar su vida en rescate de muchos», reflexionó. Alertó que «hay que estar muy atento para permanecer en el servicio al Pueblo de Dios y no caer en la tentación de servirse de él».

«El sacerdote deberá cultivar un vínculo muy estrecho con Jesús, Buen Pastor, a través de la oración diaria, la meditación de la Palabra de Dios, la celebración de la Eucaristía y recurrir al sacramento de la Reconciliación, para evitar la tentación de cambiar el delantal del servicio por la capa de la dominación», aseguró el prelado. «Ustedes, que serán ordenados en unos instantes más, serán ministros llamados por Dios para acompañar y guiar a su Pueblo que se encuentra atemorizado y frágil por la pandemia. Ustedes fueron llamados por Dios para mirar todas esas cosas desde Él, tal como las reveló en la mirada y los gestos de Jesús, sobre todo, a través de su pasión, muerte y resurrección», ratificó. Además de ordenar sacerdotes a Guedes y Lombardero, ordenó como diáconos a los acólitos Horacio Abel Villasanti y Oscar Alfredo Luna.

Puede interesarle: Arzobispo Stanovnik: «Es necesario morir a una vida centrada en nosotros mismos y orientarla hacia Dios y hacia los hermanos»

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre