Arzobispo Dus agradece a los catequistas «hacer crecer en nuestra Iglesia la fe y educarla para madurarla»

El presidente de la Comisión Episcopal de Catequesis y Pastoral Bíblica, Ramón Alfredo Dus, solicitó que «nuestra Iglesia se enriquezca con la personalidad de nuestros catequistas, como una realidad necesaria que integra nuestra evangelización y nuestra presencia en el mundo y en el testimonio de Jesús», en su mensaje por el Día de Catequista.

Arzobispo Dus agradece a los catequistas
Foto: YouTube LaPereLujan.

 

El arzobispo de Resistencia y presidente de la Comisión Episcopal de Catequesis y Pastoral Bíblica, Ramón Alfredo Dus, agradece a los catequistas por el servicio y disponibilidad para «hacer crecer en nuestra Iglesia la fe y educarla para madurarla», en su mensaje por el Día de Catequista, que se celebró el sábado 21 de agosto, fiesta de san Pío X. El prelado enfatizó que la vocación catequística consiste «en hablar de Dios a una persona o una comunidad; pero también escuchar de Dios que también nos habla desde esa misma persona o comunidad».

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

Consideró por ese motivo que ese encuentro recíproco es «un acto de revelación: un encuentro con Dios en su nombre, con la persona de Jesús y con la verdad que nos ilumina desde Él». «Es necesario tener la consciencia de que la misión del laico en la Iglesia es una misión arraigada en la comunidad», reflexionó, al mencionar el último documento del Papa Francisco sobre la catequesis. Deseó que «’este arte’ que es comunicar la Palabra de Dios y acompañar la madurez de la fe de nuestros hermanos en la catequesis, también se vuelva un bendecido oficio misionero, un ministerio para construir Iglesia».

«Las palabras de Francisco nos invitan a vivir este momento de gracia, gratitud y alegría, compartiendo el gozo de comunicar a Cristo, de encontrarlo y de fortalecer nuestro testimonio con Él. Que el Señor bendiga especialmente a todas nuestras familias catequistas, a los que han tomado como vocación y misión este servicio, y que nuestra Iglesia se enriquezca con la personalidad de nuestros catequistas, como una realidad necesaria que integra nuestra evangelización y nuestra presencia en el mundo y en el testimonio de Jesús», imploró. El arzobispo Dus, que agradece a los catequistas por su labor, pidió que «esta fiesta sea un modo de hacer resonar en nosotros la Palabra viva de Dios, la presencia misma de Jesús y que a todos nos de la gracia, la valentía y el desafío de testimoniarlo con esperanza y con fortaleza».

Puede interesarle: Santa Sede publica Motu Proprio que establece ministerio laical de catequista

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre