Arzobispo de Quito exhorta a sacerdotes a «predicar a Cristo crucificado» con sus vidas

El arzobispo de Quito, Alfredo Espinoza, recordó a los presbíteros que Dios los eligió desde el vientre materno, como dice el Evangelio, «para que den sus vidas en el mundo anunciando, curando, escuchando y proclamando la cercanía del corazón misericordioso de Dios». «Prediquen a Cristo crucificado, no un Cristo ligero, superficial, que se acomoda a los tiempos», enfatizó.

Arzobispo de Quito exhorta a sacerdotes
Foto: Arquidiócesis de Quito.

El arzobispo de Quito, Alfredo Espinoza, exhorta a los sacerdotes a «predicar a Cristo crucificado» con sus vidas, sin separar a Cristo de la cruz, durante la homilía de la Misa de la reciente ordenación de 2 nuevos presbíteros. El prelado los animó a no tener miedo de salir y arriesgarse a vivir «la locura del amor de Dios», durante toda su vida y ministerio. La jurisdicción eclesiástica destacó que este acontecimiento lleva esperanza a la Iglesia local, dado que sufrió el fallecimiento de sacerdotes y fieles durante la pandemia de COVID-19.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL 

El prelado recordó a los presbíteros que Dios los eligió desde el vientre materno, como dice el Evangelio, «para que den sus vidas en el mundo anunciando, curando, escuchando y proclamando la cercanía del corazón misericordioso de Dios». «No digan: ‘¡Ah, Señor mi Dios! ¡Soy muy joven, y no sé hablar!’… Lo deben hacer, no por sus propias fuerzas, sino convencidos de que Dios estará con ustedes y Él pondrá sus palabras en la boca de ustedes», ratificó. Espinoza aseguró que «toda llamada a dar la vida es sin duda una ‘locura’ en medio de este mundo que ve la vida de manera diferente», donde hay escepticismo y las personas piden muchos signos.

«No descuiden su familia, sus amigos, pero no dejen de buscar y llegar siempre al hombre concreto de hoy, al joven de hoy, lleno de inquietudes y que les pedirá una respuesta, un signo, un Dios al que quieren conocer», solicitó el arzobispo de Quito, que exhorta a sacerdotes a «predicar a Cristo crucificado» con sus vidas. «Esa fue la predicación de los apóstoles, la predicación de la Iglesia en toda su historia y ésa debe ser la predicación de hoy… prediquen a Cristo crucificado, no un Cristo ligero, superficial, que se acomoda a los tiempos», enfatizó.

Puede interesarle: Arzobispo de Ecuador: «Debemos volver nuestra mirada al Señor, en su Corazón está nuestra fuerza»

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre