Arzobispado de Valencia afirma que «no se incumplió el Estado de Alarma»

La Archidiócesis de Valencia, a cargo del cardenal Antonio Cañizares, aseguró que es falso que "se haya abierto la basílica por la festividad de la Virgen de los Desamparados" y que "se hayan producido aglomeraciones", dado que "el comportamiento de los asistentes fue ejemplar". 

Arzobispado de Valencia

El Arzobispado de Valencia, a cargo del cardenal Antonio Cañizares, aseguró que «no se incumplió el Estado de Alarma» y que es falso que «se haya abierto la basílica por la festividad de la Virgen de los Desamparados», como también que «se hayan producido aglomeraciones», dado que «el comportamiento de los asistentes fue ejemplar», en la celebración de su patrona, el domingo 10 de mayo. Algunos fieles se congregaron en la Plaza de la Basílica con distanciamiento social. Cañizares aproximó sólo unos instantes la imagen de la Virgen a la puerta, sin salir del templo, para realizar la bendición. Actualmente, Valencia se encuentra en Fase 0, por lo que la Archidiócesis estableció «disposiciones de máxima seguridad desde el inicio del Estado de Alarma y cumplido escrupulosamente todas ellas».

«Lamentamos la manipulación y las acusaciones que se virtieron desde algunas autoridades públicas sin contrastar la veracidad de los hechos, así como la distorsión y falsedad de las afirmaciones de algunos medios de comunicación. Sin ninguna duda que la celebración de la festividad de la Virgen se realizó cumpliendo estrictamente con las indicaciones de las autoridades sanitarias», aseveró, en un comunicado. El Ayuntamiento de Valencia dijo que esa decisión fue «irresponsable», mientras que el concejal de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de Valencia acusó a Cañizares de supuestamente «hacer trampa» y calificó el acto de «muy grave». La jurisdicción eclesiástica ratificó que la Eucaristía fue a puerta cerrada y sin fieles «por primera vez en los 600 años de historia y respetando la normativa sanitaria por la pandemia».

Aseguró que «al término de la celebración de la misa, la imagen de la Virgen se orientó hacia la plaza de la Virgen». «Sólo quienes se encontraban en la Plaza pudieron contemplar la imagen peregrina durante el instante que duró la interpretación del himno regional, guardando los presentes las indicaciones de distancia exigidas y en presencia de las fuerzas de seguridad que se encontraban en ese momento en la Plaza de la Virgen». El Arzobispado de Valencia reiteró que la policía local recordó a los presentes «que debían mantener la distancia marcada por las autoridades sanitarias, y se cumplió escrupulosamente con dichas medidas sin que la policía local haya tenido que realizar ninguna intervención».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre