Arzobispado de Buenos Aires mantiene sus disposiciones preventivas del coronavirus

La Arquidiócesis de Buenos Aires consideró que "la perspectiva de un aumento de infectados en nuestra ciudad debe agudizar nuestro sentido común de cuidar la vida de nuestros hermanos y cuidar nuestra propia vida, evitando contagiar y contagiarnos". 

Foto: Captura de YouTube del video de la Conferencia Episcopal Argentina.

El Arzobispado de Buenos Aires, a cargo del cardenal Mario Poli, confirmó que va a mantener las disposiciones preventivas del coronavirus que implementan desde el 19 de marzo pasado, tras considerar que «la perspectiva de un aumento de infectados en nuestra ciudad debe agudizar nuestro sentido común de cuidar la vida de nuestros hermanos y cuidar nuestra propia vida, evitando contagiar y contagiarnos», luego del comunicado de la Conferencia Episcopal Argentina sobre la posibilidad de la reapertura de templos en la etapa de flexibilización de la cuarentena.

«Para la Iglesia que peregrina en Buenos Aires, no se modifica en nada lo actuado hasta ahora, manteniéndose vigentes las indicaciones mencionadas el 19 de marzo, en particular, la de tener las parroquias disponibles para acompañar las necesidades de nuestros hermanos», precisó, al sostener que «en un espacio permanente de diálogo con el Gobierno de la Ciudad y otras entidades y cultos, nuestro humilde aporte en este acompañamiento, se da a través de diversas acciones de nuestras parroquias y otros organismos pastorales». El arzobispado de Buenos Aires aseguró que «no está de más extremar toda cautela, ya que sigue vigente la limitación de convocar fieles a celebraciones públicas».

La jurisdicción eclesiástica explicó que «las mismas se retomarán cuando sea oportuno y dando pasos a través de diversas etapas progresivas, en acuerdo con los demás cultos, las normativas del Gobierno de la Ciudad y las reglamentaciones sanitarias necesarias para el cuidado de los ciudadanos; de esto se trata el protocolo que se hará oportunamente para nuestra feligresía». El texto fue firmado por el cardenal Poli, y sus obispos auxiliares Joaquín Sucunza, Enrique Eguía Seguí, Alejandro Giorgi, Ernesto Giobando, Juan Carlos Ares, José María Baliña y Gustavo Carrara.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre