Antiguas columnas del Santo Sepulcro regresan a Jerusalén

Los hallazgos se colocarán en una sala especial del 'Museo Terra Sancta', dedicada al Santo Sepulcro, que está ubicado dentro del complejo franciscano de la Flagelación. «Es muy interesante para nosotros poder volver a exhibirlas al público, y a través de ellas contar las fases del Santo Sepulcro y los siglos de devoción, de vida, que han pasado por esta zona», afirmó Sara Cibin, de Project Manager Pro Terra Sancta.

Algunas columnas antiguas y dos capiteles del Santo Sepulcro, que estaban abandonados en la gran restauración de los años 70 y 80, regresan a la Ciudad Vieja de Jerusalén, después de más de 50 años en el complejo franciscano de Getsemaní. Los hallazgos se colocarán en una sala especial del ‘Museo Terra Sancta’, dedicada al Santo Sepulcro, que está ubicado dentro del complejo franciscano de la Flagelación.

📣  Síganos en Telegram

🖐🏽 Colabore con Verdad en Libertad

📫 Suscríbase al boletín de VenL

«Su nuevo hogar será el Museo, donde tendremos un espacio adecuado para su interpretación y presentación al público. Las columnas cuentan una historia muy interesante y muy variada. Es muy interesante para nosotros poder volver a exhibirlas al público, y a través de ellas contar las fases del Santo Sepulcro y los siglos de devoción, de vida, que han pasado por esta zona», afirmó Sara Cibin, de Project Manager Pro Terra Sancta, al referirse a las antiguas columnas del Santo Sepulcro que regresan a Jerusalén. Fray Amedeo Ricco, arqueólogo del Studium Biblicum Franciscanum, explicó el origen y la historia de estos hallazgos. «Cuando las 3 comunidades —greco-ortodoxa, armenia y católica— acordaron una restauración importante, a partir de 1969, en las investigaciones arquitectónicas se descubrieron estos elementos antiguos dentro de lo que parecían ser los pilares, pero en realidad se descubrió que en la antigüedad había un alternancia entre pilares, bases y columnas», indicó.

Aseguró que «removiendo la mampostería, salieron las piezas antiguas, que luego fueron retiradas porque estaban arruinadas por las llamas de los incendios, por la historia y por los terremotos», y que «no había una gran estabilidad en la estructura, por lo que se retiraron para realizar la restauración». «Las columnas en su aspecto parecen trasladarnos al siglo II d.C. cuando en el lugar del Gólgota, el emperador Adriano ordenó la construcción de templos paganos. Lo más probable es que estos elementos arquitectónicos sean anteriores a la época de Constantino, y fueran reutilizados en el siglo IV en la construcción de la Anástasis», consideró Ricco. Las columnas que se ven actualmente son una reproducción fiel de las retiradas, esculpidas a escala por artesanos de Belén, en la que se uso piedra local.

Puede interesarle: Custodio de Tierra Santa inaugura centro de servicios sociales en Belén

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre