32 víctimas mortales por atentados terroristas en Irak semanas antes del viaje de Francisco

Ayer jueves 21 de enero por la noche, reivindicaron las milicias del Estado Islámicola autoría del sangriento atentado perpetrado ayer alrededor del mediodía en Bagdad, que dejó al menos 32 muertos y 110 heridos, de los cuales algunos se encuentran en grave estado.

32 víctimas mortales por atentados

El Estado Islámico emitió un comunicado en el que reivindicó que las 32 víctimas mortales y 110 heridos causados por 2 atentados terroristas kamikazes en Bagdad fueron de su autoría. La modalidad operativa —un kamikaze, seguido de un segundo atacante suicida— recuerda, de hecho, técnicas ya utilizadas en el pasado por el grupo yihadista. Pese a que el Estado Islámico fue derrotado en el plano militar, sus células siguen activas en el territorio y parecen haber reanudado sus acciones con la pandemia del COVID-19.

Algunas horas después del ataque, en una cuenta de Telegram que se presume del Estado Islámico apareció la reivindicación del hecho. En el mensaje difundido por el grupo yihadista se afirma que el objetivo de los radicales sunitas son los musulmanes chiítas, a los que califican como incrédulos e infieles que deben ser castigados.

El gesto recibió la condena unánime de los líderes políticos y religiosos irakíes e internacionales. Luego del mensaje de Papa Francisco —quien tiene previsto realizar en marzo su primer viaje apostólico post COVID-19 al extranjero, con destino a Irak— fue el turno de la nota del Patriarca caldeo, el cardenal Sako, quien «condena firmemente» el atentado suicida «que ha causado decenas de mártires, hiriendo a civiles inocentes (…). La política es una honorable responsabilidad para lograr la paz, la seguridad y una vida digna para los ciudadanos. Por lo tanto, tras 18 años de conflicto y sufrimiento, es hora de que los iraquíes se reconcilien y avancen para sacar al país del fondo del colapso, liberándolo de las disputas políticas y partidistas, del sectarismo y de las cuotas reservadas».

Para el purpurado, estamos viviendo «un momento fatídico y difícil» en el que «cada ciudadano» está llamado a «pasar página y recomenzar con entusiasmo para ayudar a construir un país sano y fuerte». Es tarea de todos, concluyó, «construir nuestras sociedades con una cultura de ciudadanía, tolerancia, diversidad, respeto a las leyes y prestigio del Estado».

El presidente irakí, Barham Saleh, expresó la condena unánime de las instituciones nacionales y subrayó que el gobierno «se opone enérgicamente a estos intentos canallas de desestabilizar nuestro país». Los gestos de apoyo y solidaridad también llegaron de los líderes de Estados Unidos, Unión Europea (UE) y Naciones Unidas.

En su periodo de máxima expansión, el Estado Islámico —cuya aparición en el escenario internacional data de 2014— llegó a controlar 88.000 kilómetros cuadrados de territorio entre el este de Siria y la región occidental de Irak, imponiendo su dominio por medio de la violencia y el terror sobre casi 8.000.000 de personas. A pesar de la derrota militar y de la liberación de la mayor parte del territorio desde 2017, en la actualidad sigue habiendo al menos 10.000 combatientes activos en la zona, según fuentes de la ONU.

El pontífice argentino, de 84 años, anunció en diciembre una visita histórica a Irak entre el 5 y el 8 de marzo, que incluye Bagdad y Mosul. Francisco eligió visitar Irak porque quiso que su primer viaje al extranjero tras la pandemia fuera a uno de los lugares más afectados por la guerra y el coronavirus.

32 VÍCTIMAS MORTALES POR ATENTADOS TERRORISTAS EN IRAK SEMANAS ANTES DEL VIAJE DE FRANCISCO.

Puede interesarle: Cardenal de Irak: «Si pedimos una provincia con un estatus especial para los cristianos, acabaremos pagando un precio más alto».

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre