FIRMARÁN UN ACUERDO.

El Vaticano reconocerá formalmente el Estado de Palestina

"Está claro que la Santa Sede considera a Palestina el Estado de Palestina. Lo nuevo es que por primera vez esto se expresa en ocasión de un acuerdo", explicó el vocero del Vaticano, Federico Lombardi.

Francisco junto al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas.

14.05.2015  |  Palestina  |  Jennifer Almendras.

El Vaticano reconocerá el Estado de Palestina y próximamente firmará con las autoridades, para formalizar el respaldo, un acuerdo sobre las actividades que de la Iglesia Católica podrá realizar en esos territorios. Dicho acuerdo, en negociación desde hace 15 años, trata sobre el estatuto y los derechos de la Iglesia Católica en los territorios palestinos.  

La Santa Sede, desde hace más de dos años, se alinea con la formulación decidida por la ONU, que admitió en noviembre de 2012 a Palestina como Estado observador, al lamentar que el Estado aún no exista formalmente. "Está claro que la Santa Sede considera a Palestina el Estado de Palestina. Lo nuevo es que por primera vez esto se expresa en ocasión de un acuerdo", explicó el vocero del Vaticano, Federico Lombardi. Para la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), este acuerdo hace del Vaticano el 136° país en reconocer al Estado Palestino. 

Por su parte, el jefe de la delegación de la Santa Sede, Antoine Camilleri, sostuvo que dicho acuerdo palestinos reafirmará el apoyo del Vaticano a una solución "del conflicto entre israelíes y palestinos en el marco de la fórmula de dos Estados". "Esta sería una bella aportación a la paz y la estabilidad en una región que desde hace tanto tiempo ha estado aquejada de conflictos, y por parte de la Santa Sede y de la Iglesia local estamos deseosos de colaborar en un camino de diálogo y de paz", aseguró.  El próximo 16 de mayo, Francisco recibirá en Roma al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas. 

Fuente: La Nación.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.