MÁS DE 3.500 MUERTOS, 6.500 HERIDOS Y MILES DE EVACUADOS.

Caritas Internacional asiste a poblaciones golpeadas por el terremoto en Nepal

"Estamos frente a una emergencia nacional y hemos pedido a la comunidad internacional que nos ayude en cualquier modo posible. Agradecemos a todos los católicos y a los cristianos, que juntos a otros están prestando asistencia en este momento de pánico", aseguró el ministro del Interior Bam Dev Gautam. 

Caritas Internacional, junto a Caritas Australia, India y los católicos de todo el mundo, asisten en las operaciones de socorro y asistencia a las poblaciones golpeadas por el terremoto en Nepal, que azotó el país asiático el pasado sábado 25 de abril. Según los balances del terremoto, que alcanzó la magnitud de 7,9 en la escala de Richter, hay más de 3.500 muertos, decenas de miles de evacuados y al menos 20.000 edificios completamente destruidos. Las lluvias hicieron más difíciles las operaciones de socorro y pusieron en riesgo la vida de los sobrevivientes.

"Estamos frente a una emergencia nacional y hemos pedido a la comunidad internacional que nos ayude en cualquier modo posible. Agradecemos a todos los católicos y a los cristianos, que juntos a otros están prestando asistencia en este momento de pánico", aseguró el ministro del Interior Bam Dev Gautam. Según el National Emergency Operation Centre los heridos son más de 6.500. En los hospitales no hay más lugar y los médicos están obligados a operar al aire libre. Las escuelas católicas se encuentran abiertas para dar refugio a los sobrevivientes que perdieron sus hogares. Al menos 1.000 personas murieron solamente en Katmandú. Otras 111 murieron en Bhaktapur y en Lalipur, antiguas ciudades, ambas patrimonio Unesco de la humanidad. El terremoto mató a decenas de personas también en regiones de China e India, fronterizas con Nepal. En el campo base del monte Everest están bloqueados 210 escaladores. Algunos helicópteros fueron enviados para recuperarlos. Al menos 25 personas murieron aplastadas por las avalanchas causadas por el sismo.

El cardenal y secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, envió al Nuncio Apostólico en Nepal un telegrama de condolencia de parte de Francisco. El director de caritas Nepal, Pius Perumana, sostuvo que trabajan junto a otras unidades Caritas para dar el mayor apoyo posible. "Con nosotros colaboran en estrecho contacto varios grupos religiosos y muchos voluntarios, ocupados en la distribución de comida, agua, cobijas y remedios de primeros auxilios. La cifra de muertos sigue aumentando de manera constante. Ya van más de tres mil muertos, pero las estimaciones, considerando los distritos afectados, podrían llegar a alcanzar las seis mil personas. Muchos cuerpos están aún bajo los escombros y los equipos militares y de protección civil participen plenamente en las operaciones de rescate", sostuvo. 

Fuente: Asia News.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.