EN EL CIERRE DE LA 109 ASAMBLEA PLENARIA.

Conferencia Episcopal Argentina condena el martirio y persecución de cristianos por su fe

"Actualmente son los cristianos quienes sufren las mayores persecuciones. Ese martirio no distingue entre católicos, ortodoxos o evangélicos, hermanados en un 'ecumenismo de la sangre'", aseveraron los obispos. 

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) condenó el "martirio y persecución" de los cristianos, víctimas de los yihadistas del Estado Islámico en Medio Oriente y en países de África y Asia, y denunció la "creciente e inadmisible" violación del derecho a la libertad religiosa en el mundo, en el cierre de la 109 Asamblea Plenaria que desde el lunes reunió a los obispos del país, en la casa de ejercicios El Cenáculo-La Montonera, de Pilar.

"El mundo asiste con horror a un incremento de formas de violencia que, desde distintos fundamentalismos religiosos, disfrazan intereses políticos y económicos, y afecta a muchas comunidades y grupos humanos de diversos credos, particularmente a cristianos en Medio Oriente, en el norte y centro de África y en otros lugares del mundo. En este contexto de conflictos extendidos y persistentes, queremos llamar la atención sobre un aspecto de especial preocupación: la creciente e inadmisible violación del derecho a la libertad religiosa", sostuvo la CEA.

Los obispos reclamaron "una acción internacional eficaz que ponga fin a tanto sufrimiento provocados por estos actos de brutalidad". Pidieron a la ONU, la Unión Europea, las organizaciones de Derechos Humanos y los diversos credos a "asumir la propia responsabilidad ante estos graves acontecimientos". "Actualmente son los cristianos quienes sufren las mayores persecuciones. Como ha dicho el Papa Francisco, hay muchos más mártires hoy que en los primeros siglos. Ese martirio no distingue entre católicos, ortodoxos o evangélicos, hermanados en un 'ecumenismo de la sangre'. Nos estremece la crueldad con la cual hermanos en el bautismo son decapitados, quemados o crucificados por el solo hecho de ser cristianos. Junto a la consternación que nos provocan estos hechos de crueldad sentimos admiración por el testimonio y la coherencia de muchos hermanos que están entregando su vida para guardar la integridad de su fe religiosa", aseguraron. 

Fuente: AICA.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.