SEMANA SANTA EN IRAK, REFUGIADOS ENTRE LA CRUZ Y LA RESURRECCIÓN.

El cardenal Filoni visita a los refugiados de Irak en nombre de Francisco

El cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, está visitando estos días Irak, enviado por el Papa Francisco para hacer sentir su cercanía al pueblo irakí, especialmente a los refugiados.

03.04.2015  |  Irak  |  VenL.

El sacerdote Janan Shamil Aziz, de la diócesis caldea de Erbil, capital del kurdistán irakí,  explica que "a pesar que nuestros sufrimientos, de los refugiados y los de todo Irak se extienden, nuestra esperanza está fundada en que el Señor ha resucitado. Él es el Señor de la Vida y de la vida gana siempre sobre la muerte; ahora domina la resurrección... La resurrección es el punto fundamental de nuestra fe no sólo en este tiempo de prueba y dolor. En nuestra tradición oriental, nunca nos detenemos ante la cruz: la cruz no es una maldición, sino una herramienta de la gloria, que se refiere a la resurrección". Desde el pasado mes de junio, la Iglesia de Erbil tiene todos los días el peso y la vida de más de 130.000 refugiados cristianos que huyeron de Mosul después de la conquista de la ciudad por el Ejército Islámico. Las heridas de la fuga, el empobrecimiento y la búsqueda de alojamiento son el drama diario al que los cristianos se enfrentan. Precisamente por esta razón AsiaNews ha lanzados por meses la campaña 'Adopta un cristiano de Mosul', a través del cual se han recogido y enviado alrededor de 1.300.00 euros.

Durante este tiempo, los refugiados han perdido la esperanza de volver pronto a sus hogares. Las victorias del ejército iraquí en Tikrit están aún lejos de Mosul. Para este compromiso para los Refugiados se está buscando una transición a algo más estable. Ahora los campos ya no son más tiendas de campaña, sino contenedores donde las familias pueden vivir con más espacio y una menor dependencia del clima caluroso en verano y frío en invierno. La Iglesia caldea también ha encontrado más de 600 casas para miles de familias. Tener una casa, aunque habitada por dos o tres familias, significa un paso más hacia la normalidad. Un sacerdote local afirma que "la gente se dedica a la limpieza, a la jardinería, en busca de un trabajo, mientras permanece en la incertidumbre".

El padre Jamal, secretario del obispo caldeo de Erbil. Bashar Warda, explica que el cadenal Filoni fue recibido muy calurosamente, ya que es un enviado del Papa. Todos perciben que no están solos en su sufrimiento y encuentran la fuerza para seguir soportando. Desde el comienzo de este drama, los refugiados y los obispos siempre han pedido: No nos dejen solos". Filoni fue nuncio en Irak, y ya había entrado en el país a principios de junio del año pasado, justo cuando comenzó la tragedia del éxodo de Mosul.

El padre Janan explica que "con la llegada del cardenal Filoni también ha comenzado la iniciativa de la diócesis de Roma 'Una paloma de la paz', el regalo de un pastel de Pascua para cada familia de refugiados. Yo mismo fui a recogerlos y que ahora se están distribuyendo a las familias como un regalo del Santo Padre".

El cardenal Filoni está de visita en todas las diócesis del Kurdistán, donde hay campos de refugiados. En los últimos días, estaba en el norte, en Alqosh, Zajo y Duhoc. Ahora está en Erbil. Donde celebrará la Vigilia de Pascua con el patriarca católico caldeo de Bagdad, Louis Sako. La celebración se llevará a cabo en una gran carpa que alberga al menos un millar de personas. La carpa fue izada en un nuevo barrio de Ankawa [la zona cristiana de Erbil]. La Misa será transmitida también por la televisión kurda. El domingo de Pascua, el cardenal visitará las comunidades de Sulaymaniyya y Kirkuk.

Fuente: Asia News.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.