EL TEMPLO ESTUVO CERRADO A LOS FIELES POR LAS MEDIDAS DE PREVENCIÓN.

Cardenal Marto precisa que cuando se supere la pandemia los peregrinos volverán "en acción de gracias" al Santuario de Fátima

El obispo de Leiria-Fatima, Antonio Marto, precisó que "por primera vez en la historia, desde 1917, este gran 13 de mayo, su amada gente que viene de los rincones más diversos del mundo, no puede estar aquí hoy en una multitud, impedida por los riesgos de la salud pública", en la celebración de la solemnidad de la Virgen de Fátima en un Santuario de la Virgen en Cova de Iria, vacío y cerrado por motivos de seguridad.

Fuente: Luis de Oliveira/Facebook Santuario de Fátima.

13.05.2020  |  Piedad  |  Jennifer Almendras.

El cardenal y obispo de Leiria-Fatima, Antonio Marto, afirmó que cuando se supere la pandemia de coronavirus los peregrinos volverán "en acción de gracias", en la celebración de la solemnidad de la Virgen de Fátima en el Santuario de la Virgen en Cova de Iria, vacío y cerrado a los peregrinos por motivos de seguridad por la pandemia del COVID-19. "Hoy marcas el camino a seguir. El camino de vuelta lo haremos nosotros cuando superemos esta amenaza que nos impide. ¡Volveremos, sí, volveremos! Es nuestra confianza y nuestro compromiso, hoy. Regresaremos aquí juntos, en acción de gracias", sostuvo. 

Precisó que "por primera vez en la historia, desde 1917, este gran 13 de mayo, su amada gente que viene de los rincones más diversos del mundo, no puede estar aquí hoy en una multitud, impedida por los riesgos de la salud pública". De repente, algo que ni siquiera podíamos imaginar nos confina en nuestros hogares y nos priva de los momentos más afectuosos y deseados de la vida, como el que vivimos contigo cada año, oh tierna Madre", reflexionó el prelado. Consideró que este momento puede ayudarnos a aprender "cómo es una peregrinación en estado puro, la peregrinación con el corazón, la peregrinación interna en el viaje más íntimo de nuestra vida, con la compañía espiritual de la madre celestial, que lleva a cada uno a encontrarse con Dios santo y misericordioso".

"Creemos, Señora, que el Dios de la misericordia la envió a este bendito lugar para estar con nosotros y acompañarnos en todas las situaciones de la vida. Desde nuestros hogares y desde nuestros corazones, con la simplicidad de los niños, nos atrevemos a expresar nuestras preocupaciones y miedos, nuestras heridas y lágrimas, nuestra confianza en Ti", sostuvo. "Con paciencia, querida madre, escucharás nuestras lamentaciones, llorarás con nosotros, sufrirás con nuestros sufrimientos y encontrarás en el Cielo, que es tu corazón, el consuelo oportuno para quienes ahora se sienten frágiles y en peligro y para quienes se van sin comodidad propia y sin poder despedirse de ellos", indicó Marto, quien aseguró que "la fe nos ayuda a leer y comprender los signos de los tiempos actuales, con una mirada renovada y esperanzada". 

 

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.