SE ENCUENTRAN EN BUENAS CONDICIONES.

Los cardenales De Donatis, vicario de Francisco para la Diócesis de Roma, y Ouédraogo, arzobispo en Burkina Faso, contraen coronavirus

La Diócesis de Roma indicó que Angelo De Donatis, de 66 años, fue hospitalizado en el Policlínico Universitario Fundación Agostino Gemelli, en la capital de Italia. "Tiene fiebre, pero sus condiciones generales son buenas, y comenzó una terapia antiviral", afirmó. Philippe Ouédraogo, de 75 años, que es presidente del Simposio de la Conferencia Episcopal de África y Madagascar, fue transferido a la antigua clínica de Genets, en Burkina Faso. Ouédraogo exhortó "a permanecer unidos en oración por él y por las personas enfermas, así como por los que cuidan de ellos". 

01.04.2020  |  Cardenales  |  Jennifer Almendras.

Los cardenales Angelo De Donatis, vicario de Francisco para la Diócesis de Roma, y Philippe Ouédraogo, presidente del Simposio de la Conferencia Episcopal de África y Madagascar (SECAM), dieron positivo en la prueba de coronavirus, fueron hospitalizados y se encuentran en buenas condiciones. De Donatis, de 66 años, fue hospitalizado en el Policlínico Universitario Fundación Agostino Gemelli, en la capital de Italia. Ouédraogo, de 75 años, fue transferido a la antigua clínica de Genets, en Burkina Faso, el martes 31 de marzo. 

"Tiene fiebre, pero sus condiciones generales son buenas, y comenzó una terapia antiviral", afirmó la Diócesis de Roma sobre De Donatis, que indicó que sus colaboradores están en aislamiento de manera preventiva. "Estoy viviendo también yo esta prueba, estoy sereno y confiado. ¡Me confío al Señor y al sustento de las oraciones de todos ustedes, queridos fieles de la Iglesia en Roma! Vivo este momento como una ocasión que la Providencia me da para compartir los sufrimientos de tantos hermanos y hermanas", indicó el purpurado, en una breve declaración. 

Por otro lado, el encargado de Comunicaciones de la Conferencia de Obispos de Burkina Faso y Níger, Paul Dah, precisó que el prelado africano "se encuentra en buenas condiciones, y sus colaboradores cercanos están aislados". El vicario general de la Arquidiócesis de Uagadugú, Alfred Ouédraogo, aseguró que el cardenal pidió que los datos sobre su estado de salud sean transmitida al "pueblo de Dios para su tranquilidad". Además, Ouédraogo exhortó a los fieles "a permanecer unidos en oración por él y por las personas enfermas, así como por los que cuidan de ellos"

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.