"ALGUNOS PUEDEN SALIR, OTROS ACOMPAÑAMOS DESDE LA RETAGUARDÍA".

Obispo Giobando destaca el compromiso de los consagrados que están cerca de la gente, con las precauciones necesarias, frente a la pandemia

El obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario episcopal para la Vida Consagrada, Ernerto Giobando, agradeció a "aquellos hermanos que están en la primera línea, haciéndose cargo de los hambrientos, de los sin techo, de los enfermos". "Que San Luis Gonzaga, Santa Genoveva de París, San Francisco de Asís, San Cosme y San Damián, Santa Rosa de Lima, San Roque, el Santo Cura Brochero y tantos santos y beatos que interceden especialmente en tiempo de pestes y enfermedades, sean quienes nos iluminen el camino hacia la tan esperada Pascua de Resurrección", imploró. 

30.03.2020  |  Argentina  |  Jennifer Almendras.

El obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario episcopal para la Vida Consagrada, Ernerto Giobando, destacó el compromiso de los consagrados que están cerca de la gente, con las precauciones sanitarias, en esta situación de crisis por la pandemia del coronavirus, de modo particular de "aquellos que más sufren en su cuerpo y en su espíritu". "Allí donde hay un dolor, una enfermedad, una miseria, allí estamos nosotros. Algunos pueden salir, otros acompañamos desde la retaguardia", aseguró. 

"Gracias por aquellos hermanos que están en la primera línea, haciéndose cargo de los hambrientos, de los sin techo, de los enfermos. Gracias por poner el cuerpo con las debidas precauciones de higiene y de circulación", indicó Giobando. "Gracias por nuestros mayores, los más vulnerables al contagio, necesitamos hoy más que nunca su sabiduría para sonreír, en medio de las dificultades, su capacidad para poner serenidad en la convivencia comunitaria y una buena dosis de buen humor. Ustedes tienen una misión: rezar, rezar, rezar", reflexionó.

Reiteró que los consagrados tienen "una misión que nos pinta de cuerpo entero: ser artífices de comunión, ser testigos de la alegría de vivir unidos, ser apóstoles de la misericordia". "Que San Luis Gonzaga, Santa Genoveva de París, San Francisco de Asís, San Cosme y San Damián, Santa Rosa de Lima, San Roque, el Santo Cura Brochero y tantos santos y beatos que interceden especialmente en tiempo de pestes y enfermedades, sean quienes nos iluminen el camino hacia la tan esperada Pascua de Resurrección", imploró el prelado. 

Fuente: AICA.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.