"DEBEMOS VOLVER A LAS RAÍCES DE NUESTRA FE CATÓLICA".

Obispo de Filipinas exhorta a intensificar la oración y la penitencia frente a la emergencia sanitaria

El arzobispo de Lingayen Dagupan, Sócrates Villegas, pidió que nos mantengmos "informados a través de los medios de comunicación sobre la enfermedad, pero no olvidemos rezar". "Si nos quedamos en casa, recemos el Rosario en casa con la familia. No dejemos pasar un día sin el Rosario en familia", solicitó. "Resistamos al pánico y al miedo. No olvidemos la fe con las virtudes como la prudencia, la esperanza, la misericordia, el amor y la disciplina: este tiempo pone a prueba las virtudes católicas", precisó.

17.03.2020  |  Filipinas  |  Jennifer Almendras.

El arzobispo de Lingayen Dagupan, Sócrates Villegas, exhortó a intensificar la oración y la penitencia, al indicar que "la epidemia del miedo a lo desconocido se está extendiendo y debemos volver a las raíces de nuestra fe católica", frente a la emergencia por la crisis generada por el coronavirus, en una carta pastoral. En Manila, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, anunció cuarentena comunitaria, por lo que las diócesis cancelaron misas y los servicios religiosos en los templos. 

Insistió que "no dejemos a Dios fuera de la amenaza del COVID-19". "Nuestra primera armadura de combate contra cualquier enfermedad es la oración. No hay cura sin que Dios lo quiera", precisó el prelado, al sostener que "aunque confiamos en el poder de la inteligencia humana para los inventos y los tratamientos médicos, más que nunca ahora necesitamos a Dios, las personas necesitan al Señor". "Mantengámonos informados a través de los medios de comunicación sobre la enfermedad, pero no olvidemos rezar. Si nos quedamos en casa, recemos el Rosario en casa con la familia. No dejemos pasar un día sin el Rosario en familia", afirmó. 

"Nuestra Santísima Madre en muchas de sus apariciones nos enseñó que las oraciones pueden detener guerras y catástrofes naturales", reflexionó. "La fe y la responsabilidad social son gemelas. Nuestra fe requiere que trabajemos por el reino de Dios", afirmó, al solicitar los consejos de científicos y expertos médicos, sin olvidar los aspectos espirituales. "Dios también usa a las autoridades del Departamento de Salud para guiarnos. Oramos por ellos. Resistamos al pánico y al miedo. No olvidemos la fe con las virtudes como la prudencia, la esperanza, la misericordia, el amor y la disciplina: este tiempo pone a prueba las virtudes católicas", precisó.

Fuente: Fides.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.