ZEN RECHAZÓ QUE ESE ACUERDO SERÍA APROBADO POR BENEDICTO XVI.

Cardenal Zen responde al cardenal Re que lo criticó por oponerse al acuerdo provisional del Vaticano con China

El obispo emérito de Hong Kong, Joseph Zen, respondió en una carta abierta al texto del nuevo decano del Colegio de Cardenales, Giovanni Battista Re, en el que acusó a Zen de tener supuestamente una visión distinta a san Juan Pablo II y Benedicto XVI y consideró que se equivoca al ser un firme opositor del acuerdo provisional entre el Vaticano y el régimen comunista de China para nombrar obispos en el país asiático. Zen afirmó que para probar que el acuerdo provisional "ya había sido aprobado por Benedicto XVI basta con mostrarme el texto firmado, que hasta ahora no se me permitió ver, así como la evidencia del archivo que usted pudó verificar; sólo quedaría explicar por qué entonces no fue firmado".

rthk.hk.

03.03.2020  |  Cardenales  |  Jennifer Almendras.

El cardenal y obispo emérito de Hong Kong, Joseph Zen, respondió en una carta abierta en su blog personal al texto del nuevo decano del Colegio de Cardenales, Giovanni Battista Re, en el que acusó a Zen de tener supuestamente una visión distinta a san Juan Pablo II y Benedicto XVI y consideró que se equivoca al ser un firme opositor del acuerdo provisional entre el Vaticano y el régimen comunista de China para nombrar obispos en el país asiático, tras sostener que "la afirmación de Zen de que 'el acuerdo firmado es el mismo que el Papa Benedicto XVI rechazó firmar en su momento' no corresponde a la verdad". Re enfatizó que tras "tomar conocimiento en persona de los documentos existentes en el archivo corriente de la Secretaría de Estado" puede decir que "el Papa Benedicto XVI aprobó el proyecto de acuerdo sobre el nombramiento de obispos en China, y que sólo en 2018 fue posible firmar" (sic). 

Zen recordó a Re un pasaje del libro entrevista 'Últimas Conversaciones' del periodista alemán Peter Seewald con el Papa Benedicto XVI, en el que Ratzinger habla de la Ostpolitik de san Juan Pablo II, es decir, de las relaciones de la Santa Sede con los países del bloque soviético. "Hablábamos de eso. Era claro que la política del cardenal Agostino Casaroli, pese a haberse dado con las mejores intenciones, había fracasado", indicó Benedicto XVI, en el texto citado. Casaroli, fallecido en 1998, fue quien desarrolló inicialmente la Ostpolitik del Vaticano, durante los pontificados de San Juan XXIII y San Pablo VI. "Las nuevas líneas seguidas por Juan Pablo II eran fruto de su experiencia personal, del contacto con esos poderes. Naturalmente entonces no se podía esperar que ese régimen cayera pronto, pero era evidente que en vez de ser conciliadores y aceptar compromisos, era necesario oponerse con fuerza. Esta era la visión de fondo de Juan Pablo II que yo compartía", aseveró Zen, quien afirmó que para probar que el acuerdo provisorio "ya había sido aprobado por Benedicto XVI basta con mostrarme el texto firmado, que hasta ahora no se me permitió ver, así como la evidencia del archivo que usted pudó verificar; sólo quedaría explicar por qué entonces no fue firmado".  

Zen denunció que "el cambio de época del significado de las palabra 'independencia' existe sólo en la cabeza del eminentísimo secretario de Estado -Pietro Parolin- inducido tal vez por una errada traducción del chino hecha por alguien de la Congregación de la Evangelización de los Pueblos". Aseguró que esta persona fue "además responsable también de los al menos 10 errores de traducción de la carta del Papa Benedicto de 2007" a los fieles de China, un texto que el Gobierno comunista no permitió que se difundiera, al obligar incluso a retirarlo de diversos sitios católicos. "Sin embargo, dada la inteligencia de su Eminencia me es difícil creer que haya sido engañado. Es más probable que haya querido 'dejarse engañar'. Tengo evidencia de que Parolin manipula al Santo Padre, el cual me manifiesta siempre mucho afecto pero no responde a mis preguntas", explicó. "Ante las posturas de la Santa Sede que no logro entender, a todos los hermanos desolados que vienen a mí les digo que no critiquen a quien sigue esas indicaciones. Sin embargo, en ellas se deja aún libertad a quien tiene objeción de conciencia. Aliento a estos a retirarse a las catacumbas, sin oponerse a cualquier injusticia, ya que de otro modo terminarían perdiendo más", lamentó. 

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.